EEUU sobre elecciones de gobernadores en Cuba: Una coronación no es una elección
Michael Kozak, diplomático del Departamento de Estado estadounidense que fungió como jefe de Misión de la Sección de Intereses de Washington en La Habana, envió un contundente mensaje sobre la elección de los gobernadores
Michael Kozak, diplomático estadounidense
 

Reproduce este artículo

Cuba realiza hoy la “elección” (ratificación) de los gobernadores y vicegobernadores provinciales y desde Estados Unidos el diplomático del Departamento de Estado Michael Kozak envío un claro mensaje al gobierno antillano: “Una coronación no es una elección”.

En su cuenta de Twitter, Kozak, quien se desempeña actualmente como Secretario Asistente Interino para Asuntos del hemisferio occidental y fuera jefe de Misión en la Sección de Intereses de Washington en La Habana entre 1996 y 1999, escribió este viernes:

“Una coronación no es una elección. En las absurdas "elecciones" de mañana para los gobernadores provinciales, Cuba ratificará a los mismos candidatos que Diaz-Canel seleccionó personalmente. El público no tiene voz ni opción. Los cubanos merecen elegir a sus líderes a través de un proceso democrático”.

La crítica del funcionario es coherente con la de muchos observadores internacionales e incluso ciudadanos cubanos que piden elecciones directas para los altos cargos del sistema político.

De hecho, en el proceso de consulta popular previo a la constitución aprobada en referendo en febrero del pasado año, muchas opiniones demandaron cambios en los procedimientos electorales para que fuera el pueblo, y no sus supuestos representantes en las Asambleas del Poder Popular, quien eligiese al presidente de la República, así como a los gobernadores provinciales.

Sin embargo, la comisión redactora de la constitución decidió no escuchar esos planteamientos y sí otros, inferiores en número, que solicitaron el mantenimiento de las menciones al comunismo y el internacionalismo proletario en el texto de la carta magna.

Así, en un guion más que preparado y ensayado, los delegados de las Asambleas Municipales del Poder Popular estarán ratificando hoy las propuestas del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, para ocupar los cargos de gobernador y vicegobernador en cada provincia, roles que regresan al sistema político luego de su eliminación en 1976.

Y no es que, como ya ADN Cuba apuntó, la elección indirecta sea por sí misma antidemocrática o descabellada. Lo que sucede es que, en el caso cubano, siempre hay sólo un candidato para cada cargo y los asambleístas no tienen otra cosa que hacer que ratificar la propuesta que les hacen de “arriba”.

La elección indirecta ha sido una constante en muchos sistemas políticos, como los de Europa occidental, pero en la mayoría de éstos se celebran elecciones competidas y plurales, y no un simple ejercicio de ratificación y compromiso con lo propuesto por los líderes partidistas.