¿Está institucionalizado el racismo en Cuba?
Asimismo, Cuesta Morúa apoya que para salir de ese fenómeno se requiere educación
 

Reproduce este artículo

El opositor cubano, Manuel Cuesta Morúa, miembro del Comité de Ciudadanos por la Integración Racial, considera que el racismo está institucionalizado en Cuba.

En entrevista con Cubanet, el historiador comentó que el racismo es un fenómeno estructural.

"La gente lo habla como prejuicio, de reminiscencias que quedan del pasado. Lo que dura mucho es porque está institucionalizado, sí no, no dura, y yo creo que el racismo es uno de los fenómenos que está institucionalizado y estructuralizado en Cuba", agregó el activista.

Asimismo, Cuesta Morúa apoya que para salir de ese fenómeno se requiere educación.

"No hay una educación multirracial, multicultural, pos racial. Eso no pasa por las escuelas, no pasa por la enseñanza y eso institucionaliza el racismo", concluyó.

A finales de junio, en el programa televisivo La Colmena TV correspondiente a la primera temporada del espacio, grabada en 2017, se emitieron imágenes de un niño cubano blanco con el rostro pintado de negro y los labios rojos, lo que avivó una polémica sobre el racismo en redes sociales.

El maquillaje del rostro o el llamado Blackface, para representar a un afrodescendiente, tiene sus raíces en los tiempos de la opresión esclavista y hoy generalmente es considerado ofensivo, porque representa una discriminación racial que aún perdura.

Activistas y expertos aseguran que disfrazarse pintándose la cara de negro denigra y desprecia a toda una comunidad, a la vez que alimenta los peores estereotipos atribuidos a los afroamericanos.

Muchos historiadores, activistas y políticos critican esta práctica, justificada en tradiciones “culturales”, y la definen como un insulto racista.

Tanto en Estados Unidos como en Europa, el Blackface servía para entretener a los blancos con espectáculos basados en estereotipos negativos sobre los negros y en burlas sobre sus expresiones, acentos y apariencia. A medida que crecieron los movimientos para erradicar la discriminación racial y favorecer la lucha por los derechos humanos, fue perdiendo fuerza y comenzó a verse como algo vergonzoso.

Por otro lado, el pasado 6 de julio, el periódico del Partido Comunista de Cuba (PCC), Granma, salió a decir que en la isla hay menos racismo que en las sociedad capitalistas.

En un artículo titulado "En blanco y negro", su autor señala que el racismo "perdura en el tiempo más allá de la eliminación de las leyes explícitas o implícitas que lo codifican, más allá de las relaciones económicas que necesitan del racismo".

El reportero oficialista dice que la Revolución Cubana  logró incorporar "al propio negro desde su empoderamiento alfabetizado, como hurgador de su pasado y conformador de su historia. Ese esfuerzo sistemático de descubrir nuestra historia negra no ha sido acompañado con igual éxito, a pesar de todo lo que se ha avanzado allí también, en su incorporación a los sistemas de enseñanza. Tampoco es suficiente la generación de símbolos tangibles e intangibles de esa memoria".

 

Video de Cubanet