Esposa de Silverio Portal denuncia dificultades para que lleguen medicinas a prisión
Silverio, pobre, negro y opositor, está perdiendo la vista en la cárcel, además de otros padecimientos. Varios organismos internacionales han protestado por su caso
Silverio Portal
 

El deterioro de la salud del preso político Silverio Portal Contreras y la falta de comunicación con la familia aumentan la preocupación de todos, dijo su esposa, Lucinda González, a medios independientes.

El reglamento en la prisión 1580 de San Miguel del Padrón, La Habana, prohíbe las visitas de los familiares para evitar el contagio del COVID-19, pero sí permite que entreguen los alimentos y medicinas a las autoridades del penal, quienes se encargan de hacérselos llegar a los reclusos.

González explicó que este martes fue a la visita programada y le informaron que debía dejarle los alimentos, pero no así las medicinas que llevaba.

Ante su insistencia, las autoridades carcelarias le informaron que el trámite de los medicamentos “debía autorizarlo un médico, y luego el reeducador se encargaría de pasarlo al reo”, detalló la mujer a Radio Televisión Martí.

Explicó que hizo el trámite con el médico y regresó hasta donde estaba el reeducador, que al principio no quería recoger los medicamentos y, “a tanta insistencia e incomodidades” las recibió, pero dijo que no se hacía “responsable” de la entrega.

Portal Contreras requiere de medicación permanente para el corazón y la hipertensión y “tiene que tomar una aspirina diaria, que no hay en la prisión, y que tampoco querían dejar pasar”, explicó González.

Aunque finalmente dejó el paquete en manos de las autoridades, la mujer lamentó que sucedan situaciones como esas “cuando se sabe que en Cuba no hay medicinas y mucho menos en las cárceles”.

Silverio Portal Contreras sentencia de cuatro años por supuesto desacato y desorden público, pues protestó ante la incapacidad del gobierno cubano para arreglar edificios en ruinas.

Desde febrero de este año no ha tenido visita de la familia, pero vía telefónica se ha podido conocer que ha sido sometido a acoso y castigos dentro del penal. Lucinda González declaró a ADN Cuba que está perdiendo la visión y su situación de salud se agrava.

El pasado 22 de julio la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó una medida cautelar para la protección del preso político cubano.

Esta medida se da por el organismo luego de que el 5 de junio pasado recibieran una solicitud de medidas cautelares interpuesta por el Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos instando a la CIDH que requiera al Estado de Cuba la adopción de las medidas necesarias para proteger los derechos de Portal Contreras.