CIDH otorga medida cautelar a preso político Silverio Portal

Conforme al artículo 25 de su Reglamento, la Comisión solicitó información al Estado el 18 de
junio de 2020 y a la fecha no se ha recibido la respuesta
CIDH otorga medida cautelar a preso político Silverio Portal
 

Reproduce este artículo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), otorgó una medida cautelar para la protección del prisionero político cubano, Silverio Portal Contreras.

Este medida se da por el organismo luego de que el 5 de junio pasado recibieran una solicitud de medidas cautelares interpuesta por el Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos instando a la CIDH que requiera al Estado de Cuba la adopción de las medidas necesarias para proteger los derechos de Portal Contreras.

Conforme al artículo 25 de su Reglamento, la Comisión solicitó información al Estado el 18 de junio de 2020 y a la fecha no se ha recibido la respuesta.

"La Comisión considera que la información presentada demuestra prima facie que Silverio Portal
Contreras se encuentra en una situación de gravedad y urgencia
, puesto que sus derechos a la vida e integridad personal están en grave riesgo", agrega el organismo internacional.

A continuación, las acciones que la CIDH solicita al régimen cubano:

a) adopte las medidas necesarias para proteger la vida e integridad personal de Silverio Portal
Contreras;

b) concierte las medidas a implementarse con el beneficiario y sus representantes; y

c) informe sobre las acciones adelantadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron
lugar a la adopción de la presente resolución y así evitar su repetición.

Asimismo, dan 15 días al gobierno de La Habana, para que responda sobre la adopción de las medidas cautelares acordadas y actualizar dicha información en forma periódica.

Silverio Portal Contreras alzó su voz contra la dictadura por su indolencia y su desinterés en ayudar a los más humildes, esos cuyas viviendas corren peligro de derrumbe, y que no saben si mañana amanecerán vivos.

Cumple sentencia de cuatro años por supuesto desacato y desorden público, pues protestó ante la incapacidad del gobierno cubano para arreglar edificios en ruinas.

Lucinda González Gómez, esposa del prisionero político, ha declarado a ADN Cuba que está perdiendo la visión y su situación de salud se agrava en la cárcel 1580, de San Miguel del Padrón.