Episodio de violencia doméstica en Cuba deja una mujer hospitalizada
Una mujer fue hospitalizada luego de recibir una golpiza por su ex pareja en Alquízar, Artemisa. El régimen cubano obvia este tipo de casos y niega la existencia de feminicidios en la Isla. El aislamiento social producto de la pandemia del coronavirus ha acrecentado la violencia doméstica en Cuba y el mundo
Episodio de violencia doméstica en Alquízar deja una mujer hospitalizada
 

Reproduce este artículo

La cubana Laidiana Colina González se encuentra ingresada en hospital Calixto García de La Habana, luego de ser víctima de violencia doméstica por parte de su ex pareja Yunier Pacheco en Alquízar, Artemisa.

Colina, de 39 años, presenta varias lesiones por la golpiza que recibió de su agresor y aún permanece hospitalizada. Pacheco se dio a la fuga luego de atacar a tubazos a Laidiana hasta que ella perdió el conocimiento. Las fuerzas policiales lo detuvieron horas más tarde.

En declaraciones a Radio Televisión Martí la mujer dijo que tiene las costillas fracturada y que teme por su vida si su atacante llegara a ser liberado.

Las amenazas de Yunier Pacheco se hicieron frecuentes y Colina le denunció a la policía hace aproximadamente 15 días, según relató al medio antes citado. Este tipo de demandas en Cuba son desoídas por las autoridades y Laidiana solo obtuvo una orden de alejamiento para que su agresor no pudiera acercarse, pero ella afirma que “este tipo de medida, generalmente, no se cumple en la Isla”.

Ante la oleada de abusos hacia la mujer que se multiplican en América Latina luego del confinamiento que ha provocado la pandemia por el nuevo coronavirus; la plataforma Yo Sí Te Creo en Cuba creó una línea de apoyo para tratar casos como este. 

"Si estás sufriendo violencia al interior de tu hogar, no lo dudes más, llámanos al 55818918 desde cualquier teléfono y si tu vida corre peligro inminente llama al 106 (PNR) o nosotras llamamos por ti. Nunca más solas", informa un video promocional difundido por la página de Facebook del Instituto Internacional de Artivismo "Hannah Arendt" (INSTAR).

“La iniciativa incluye consejería psicológica, asesoría legal y acompañamiento a mujeres que viven en una situación de violencia de género probablemente acrecentada por la obligación de permanecer en sus hogares junto a hombres maltratadores”, reportó ADN Cuba.

En Cuba, un país donde impera el machismo y la poca visión del régimen evita el surgimiento de una ley que penalice la violencia de género, cada día hombres abusan físicamente de mujeres e incluso cometen feminicidio, aunque la prensa oficial ignore los hechos. Durante el confinamiento se han registrado varios casos de feminicidios en la Isla, siempre desde las líneas de los medios independientes.

El primer caso reportado durante la cuarentena sucedió en la comunidad rural El Indio, en Amancio Rodríguez, Las Tunas. Una mujer y sus dos hijas de dos y cinco años perdieron la vida a manos de un feminicida, según informó la agencia Inter Press Service (IPS).

El Código Penal cubano no recoge el delito de violencia de género ni intrafamiliar, además en Cuba no se aplican medidas para proteger a las víctimas de estos abusos. Los maltratadores vuelven a las calles y persisten en agredir a las mujeres. La inexistencia de una ley que proteja a las féminas cubanas las deja desamparadas ante cualquier muestra de agresión masculina. 

El régimen cubano sigue invisibilidad el tema de la violencia de género y no incluirá una ley de esta índole en las normas que quedan pendientes de aprobación hasta por lo menos en 2028. El Cronograma Legislativo cubano obvia la necesidad de proteger a la mujer, pero poco podría esperarse de una dictadura que también las agrede y minimiza.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) refiere que la violencia contra la mujer atenta contra la plena efectividad de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la mitad de la población mundial.