Petición para cancelar conciertos de Buena Fe en Canadá

Residentes cubanos en ese país llaman a un boicot contra el grupo musical que apoya a la dictadura
Buena Fe
 

Reproduce este artículo

Un grupo de residentes cubanos en Canadá lanzó una petición en Change.org para que se cancelen los conciertos del grupo cubano de Buena Fe que deben tener lugar en mayo próximo en varias ciudades de ese país norteño. Hasta el momento, se han acumulado cerca de 800 firmas.

Según la publicación en Change.org, en el mes de mayo de este año, la agrupación cubana Buena Fe tiene programados conciertos en Toronto, Montreal y Edmonton.

“Estos eventos han despertado la indignación de la comunidad de cubanos residentes en Canadá. La razón de tanta indignación es que el director de esta agrupación, Israel Rojas, es un firme vocero de la dictadura cubana y ha apoyado los abusos y las violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen de la Habana contra el pueblo de Cuba”, señala la petición.

Añade que “los cubanos libres de Canadá no queremos que estas personas propaguen su mensaje de odio en nuestras queridas ciudades. No son bienvenidos”.

“A través de esta petición solicitamos la cancelación de todos los conciertos que han sido programados. Es sencillamente inadmisible y constituye una afrenta a la dignidad de los miles y miles de cubanos residentes en Canadá que luchamos por una Cuba Libre y Democrática”, agregan.

Los cubanos exiliados explican que muchos de ellos “viven en asilo forzado fuera de su patria y que han sido víctimas de la dictadura totalitaria que hoy gobierna Cuba, que reprime, encarcela y mata a todo el que se le oponga. Basta de complicidad y dejar de tratar a represores como representantes legítimos de la nación cubana. Quien calla ante un crimen, se convierte en cómplice”.

A inicios de enero de este año, el Buena Fe también recibió numerosas críticas y manifestaciones en su contra por presentarse en Madrid. Hace muy poco, estas personas también intentaron boicotear un concierto del trovador Silvio Rodríguez, que finalmente se realizó sin contratiempos en esa misma ciudad, aunque Rodríguez tuvo que “donar” parte del dinero.