Randy Malcom se recupera exitosamente de una operación de rodilla

El integrante de Gente de Zona dijo que pronto estaría “bailando como Dios manda”
Randy Malcom
 

Reproduce este artículo

El cantante del género urbano, Randy Malcom, integrante de Gente de Zona explicó en redes sociales que se recuperaba exitosamente de una operación en la rodilla derecha y muy pronto estaría “bailando como Dios manda”.

“Operación del menisco exitosa. Pronto estaremos dando cintura y bailando como dios manda, los amo a todos”, escribió en Instagram en un mensaje de alivio para sus seguidores.

Malcom habría sido intervenido en un hospital de Miami, pero ya estaría recuperándose en su hogar junto a su familia. Malcom no es el primero en operarse en los meses recientes, pues un poco antes, en mayo, lo había hecho su colega Alexander Delgado.

Delgado actualizaba por esas fechas, a través de las redes sociales, que se había sometido a una operación de garganta donde según él, había quedado “cero millas”. Luego, un reporte de la revista Vistar Magazine explicaba que Delgado presentaba síntomas de falta de aire y dolor de garganta. Dice que pensó que tal vez se hubiese contagiado con el Covid, pero al someterse a la revisión esta había arrojado un resultado preocupante.

Señalaron que se pudo detectar que no se trataba de coronavirus, sino que había un pólipo gigante obstruyendo las cuerdas vocales. Los médicos advirtieron que esto le provocaba a Delgado que se le dificultara respirar y su ronquera habitual a la hora de cantar.

Por suerte para Alexander Delgado y todos sus familiares, amigos y seguidores, el pólipo que le causaba estas molestias fue extirpado quirúrgicamente con total éxito. Además, la buena noticia es que al hacerle la biopsia al tejido se determinó que se trataba de algo benigno.

Por estos días, ambos artistas han estado muy activos tras las protestas populares en la isla del pasado 11 de julio. Este fin de semana protagonizaron la celebración hispana de los Marlins de Miami en la Major League Baseball (MLB) y aprovecharon ese escenario para pedir por la libertad de los activistas detenidos en Cuba, Maykel Osorbo y Luis Manuel Otero Alcántara.