Entra en funcionamiento la primera planta Bioeléctrica de Cuba

La inversión superó los 260 millones de pesos, unos 10 millones de dólares aproximadamente
Entra en funcionamiento la primera planta Bioeléctrica de Cuba
 

Reproduce este artículo

Ciego de Ávila estrena primera planta Bioeléctrica de Cuba que sincroniza sus dos calderas al Sistema Energético Nacional (SEN), a través de la línea eléctrica de 110 000 voltios. 

Según aseguró la prensa oficial, la planta se encuentra en fase de prueba. La caldera uno se encargó de iniciar la generación de los 27 megawatts y se espera alcance la máxima generación de su potencia nominal de 60 megawatts hoy viernes 24 de abril con la puesta en funcionamiento de la segunda caldera. La primera prueba se realizó en enero pasado y se sincronizó en marzo al SEN.

La planta trabaja con biomasa de marabú y bagazo del central Ciro Redondo que será el encargado de entregar también agua condensada a la bioeléctrica. De igual manera se prevé que la planta entregue vapor al central, y de ser satisfactorio los resultados el ingenio entrará en molida en los próximos días.  

La construcción de la Bioeléctrica se inició en abril de 2017 a cargo de los especialistas cubanos y chinos pertenecientes a la empresa Shangai Electric. Fue posible gracias a la asociación entre la compañía británica Havana Energy, la Empresa Cubana Zerus, del Grupo Azcuba, dando origen a la Empresa Mixta Biopower. La inversión superó los 260 millones de pesos, unos 10 millones de dólares aproximadamente. 

Se espera que con la entrada en funcionamiento estable de la planta ahorre al país 100 000 toneladas de petróleo al año.

Asegura la prensa oficial que la “inversión forma parte de la estrategia de Cuba de cambiar su matriz energética en 2030 y generar el 14 por ciento de electricidad a partir de fuentes renovables de energía”, así lo publicó el periódico Juventud Rebelde en su página web.

Recomendaciones

 

Relacionados