El alquiler de tarjetas MLC es el nuevo negocio que molesta al régimen cubano
La cacería de brujas sigue en Cuba, primero los coleros y ahora los que alquilan las tarjetas MLC. La historia continúa y ya veremos quién es el próximo culpable de la telenovela del régimen cubano
El alquiler de tarjetas MLC es el nuevo negocio que molesta al régimen cubano
 

Reproduce este artículo

Las principales preocupaciones del régimen trascienden gracias a sus medios de prensa. El alquiler de tarjetas en Moneda Libremente Convertible es un problema que preocupa en Sancti Spíritus según un trabajo periodístico de Audiovisuales Escambray.

El espacio televisivo asegura que en torno a estas tarjetas se ha generado un comercio paralelo con el “lucran individuos inescrupulosos en detrimento de la mayoría que ha optado por esa modalidad”. Modalidad que ha impuesto el régimen en su carrera por recaudar divisas.

La periodista sostiene que los propietarios prestan o alquilan sus tarjetas para la compra de equipos electrodomésticos en su mayoría, que luego revenden en el mercado informal a precios elevados. Realidad que no existiría si el gobierno abasteciera con asiduidad las tiendas habilitadas para vender estos productos. 

“Ese trapicheo condimenta las listas y colas que se hacen por días y semanas y hasta meses a la espera de los equipos. Los dueños revenden los números y pueden pedir desde 40 hasta 150 CUC por un turno”, sostiene la reportera. Otra vez sale a la vista la necesidad de sostener sobre los hombros de los coleros y revendedores la culpa de la crisis y del descontento popular, cuando las razones son otras.

En el municipio cabecera de esa provincia y en Cabaiguán las autoridades del Ministerio del Interior (Minint) han detenido a ciudadanos por realizar este tipo de comercio, también así a coleros y a personas que venden los productos en grupos en redes sociales.

Además, agrega el reporte que con la apertura de las nuevas tiendas en MLC para la venta de alimentos, productos de aseo y ferretería el mes pasado, el delito ha tomado otras variantes y “ahora el shampoo, el detergente y otros productos que se adquieren allí se venden al triple del precio y más en las calles”.

El experimento de las nuevas tiendas en dividas no ha sido aceptado con regocijo por los cubanos. Con frecuencia varios se quejan en las redes de los precios y del limitado acceso para la mayoría de los cubanos a los productos que allí se comercializan. 

Jenny Salina, una usuaria de Facebook que vive en Cuba, dio un recorrido por las nuevas tiendas en dólares abiertas por el régimen en La Habana y quedó espantada: los precios son exorbitantes.

“¡Así están los precios de las tiendas en dólares en Cuba! No entiendo cómo hay personas que viven en el extranjero y todavía andan averiguando cómo recargar las tarjetas... Señores, esto es otro de los abusos de la dictadura, paremos de seguirle el juego, hay que decir NO a las tiendas en dólares, hay que exigir que vendan esos productos en la moneda que se les paga a los cubanos”, exigió en la red social.

Por otro lado, ni tarjetas puede entregar el régimen, así lo comunicó Fincimex, empresa financiera del sistema empresarial de las Fuerzas Armadas del régimen cubano. La compañía paralizó la entrega de tarjetas de remesas AIS hasta nuevo aviso debido a su incapacidad para satisfacer la alta demanda de las mismas.

“Se informa que a partir del próximo lunes 17 nos vemos imposibilitados de aceptar nuevas solicitudes de tarjetas AIS. El alza de la demanda ha superado nuestra capacidad de importación de determinados insumos. Trabajamos para que la interrupción sea lo más breve posible. Volveremos”, anunció la empresa.