El dólar se dispara en Cuba a una semana de que el régimen comenzara a comprar divisas

Una semana después de que el Estado restableciera la compra de dólares estadounidenses en efectivo a personas naturales, el valor de esa moneda se ha disparado en el mercado negro
Dólares y pesos cubanos. Foto: Tomada de Granma
 

Reproduce este artículo

Una semana después de que el Estado cubano restableciera la compra de dólares estadounidenses (USD) en efectivo a personas naturales, el valor de esa moneda se ha disparado en el mercado informal.

El pasado 4 de agosto de 2022, el régimen devaluó el peso cubano (CUP) frente al dólar y autorizó a sus bancos a adquirir divisas vendidas por los ciudadanos, incluidos los dólares estadounidenses en efectivo. Para ello, impuso una tasa de 110.40 CUP para el USD, aunque no reinstauró el mercado cambiario porque, según informó, no habrá venta de inmediato. Desde junio de 2021 el gobierno comunista había dejado de aceptar depósitos de efectivo en USD en sus bancos como consecuencia, según argumentó, de la imposibilidad de colocar ese dinero en bancos internacionales a causa de las sanciones de Estados Unidos.

El último fin de semana, la venta de dólares en el mercado negro sobrepasó los 120 pesos cubanos, mientras que otras divisas como el euro y el franco suizo superaron los 130, por lo que muchos prefieren continuar cambiando al margen de los bancos y casas de cambio estatales, según un reporte de CubaNet.

“Incluso el pasado lunes muchos de los que buscaban comprar cantidades superiores a los 1 000 USD habían comenzado a proponer hasta 125 CUP por cada billete verde, en tanto el régimen cubano aún no se dispone a fijar una fecha para iniciar la venta de divisas”, escribió Ernesto Pérez Chang en el diario digital citado.

El medio independiente El Toque publica cada día una actualización de la tasa representativa del mercado informal, que muestra valores de referencia calculados a partir de datos extraídos de anuncios de compra y venta de divisas en grupos de redes sociales y sitios de clasificados. Este 10 de agosto, el dólar estadounidense estaba a 125 pesos, mientras que el MLC (saldo en cuenta bancaria de moneda libremente convertible) se cotizaba a 128 CUP. La tendencia durante los últimos siete días ha sido al aumento.


“Cuando [las autoridades] vean que no cogen ni un peso [en sus bancos] empezarán a perseguir a los revendedores, a decomisar dólares”, declaró bajo anonimato una vendedora informal entrevistada por CubaNet.

“Hay que estar con cuatro ojos porque todo lo que hacen es para empeorar. Ya el cambio en la calle comenzaba a estabilizarse, pero llegaron ellos a meter la pata. No pueden oler dinero fácil, que enseguida cambian de palo pa rumba”.

De acuerdo con Pérez Chang, el alza de la tasa de canje, tanto en la banca oficial como en el mercado negro, se refleja en los precios de los productos en los comercios minoristas, “donde cada semana que pasa aumentan entre un 5% y un 10%, en una carrera inflacionaria que ni siquiera los salarios estatales más altos pueden enfrentar”.

Cuba es el cuarto país con mayor inflación del mundo, solo superado por Zimbabue, Turquía y Sri Lanka, según una lista publicada esta semana por Steve H. Hanke, profesor de Economía aplicada en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos.

“El 4 de agosto medí la inflación de Cuba en un impresionante 94% al año”, apuntó Hanke en Twitter. De acuerdo con esto, la isla se coloca por encima de otros países latinoamericanos conocidos en los últimos años por su alta inflación, como Argentina (puesto 5) y Venezuela (8).

CubaNet no descarta que el dólar llegue a 200 pesos a fin de año. “En la desesperación por emigrar [de la isla], están quienes dicen haber pagado por estos días hasta 150 pesos cubanos por un dólar. Igual un pomo de refresco ya supera los 250 CUP y una libra de tomates los 100. Solo es cuestión de hacer cálculos para divisar el horror de lo que está por venir en breve”, opinó Pérez Chang.

Según el profesor Steve Hanke, tras devaluar la semana anterior su moneda “el régimen comunista en Cuba ha empujado al país a una espiral de muerte económica”.

 

Foto de portada: tomada de Granma