Yariel Valdés gana caso de asilo político en EEUU
Yariel Valdés González, reportero cubano colaborador de la revista Tremenda Nota y del diario Washington Blade, ha recibido asilo político en los Estados Unidos
Reportero cubano Yariel Valdés gana caso de asilo político en EEUU. /Foto: Facebook
 

Reproduce este artículo

Yariel Valdés González, reportero cubano colaborador de la revista Tremenda Nota y del diario Washington Blade, ha recibido asilo político en los Estados Unidos, informó hoy el Washington Blade en una nota.

Este miércoles, Valdés, de 29 años, compareció ante el juez Timothy Cole, en un centro de detención de Luisiana, “donde se encuentra actualmente bajo custodia de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos”, precisa el reporte del diario dedicado a la comunidad LGBTIQ de Estados Unidos. El joven había entrado en marzo a Estados Unidos a través de la frontera con México, y tras solicitar asilo político ha estado todo este tiempo detenido.

Mi amigo y colega Yariel Valdés González esta mañana tiene su segundo juicio con un juez de inmigración en Luisiana. Ha pedido asilo en los EEUU por persecución que sufrió en su natal Cuba por ser periodista. Tus colegas del Washington Blade y Los Angeles Blade y yo estamos contigo. Esperamos con ganas el día cuando Yariel puede vivir su mejor vida en este país sin temor”, había escrito horas antes Michael K. Lavers, editor y reportero de la publicación norteamericana.

De acuerdo con el Blade, los argumentos del joven periodista para la obtención del asilo se basaron en la persecución y las amenazas de que fue víctima por ejercer el periodismo independiente en Cuba.  

No está claro de inmediato cuándo Valdés será liberado de la custodia de ICE”, indica la nota, y añade que tampoco se sabe si las autoridades migratorias aceptarán o apelarán el fallo del juez Timothy Cole.

 

 

La revista Tremenda Nota, para la cual también trabaja el reportero, fue bloqueada por el gobierno cubano días antes de del referéndum constitucional del 24 de febrero último. Asimismo, en otras muestras de hostilidad contra la prensa independiente, el gobierno de la Isla negó la entrada al país a Michael K. Lavers, quien intentó visitar la Isla a principios de mayo, días antes de una manifestación independiente de la Comunidad LGBTIQ en el Prado habanero que terminó en represión.

El mismo día en que las autoridades cubanas negaron la entrada al país Lavers, la policía política arrestó e interrogó durante cinco horas Luz Escobar, reportera del diario independiente 14ymedio.

Este año la policía política cubana ha incrementado la represión contra periodistas y comunicadores. El 11 de septiembre fue trasladado a prisión el abogado y periodista Roberto de Jesús Quiñones Haces. Quiñones cumple ahora una condena de un año de prisión, tras negarse a cumplir el llamado “trabajo correccional con internamiento”.  

La escalada represiva contra la prensa cubana generó que este martes un grupo de comunicadores cubanos lanzaran una petición pública de firmas para exigirle al gobierno cubano “Garantías para ejercer los derechos a las libertades de prensa y expresión en Cuba”.

 

 

El texto de la petición puede consultarse aquí, y todo el que lo desee puede firmar en apoyo al reclamo. En poco más de 24 horas, más de 900 personas habían manifestado su apoyo al documento, que es considerado por una parte del gremio como “histórico”, debido a la confluencia entre los primeros 55 firmantes de comunicadores de medios con una amplia diversidad de líneas editoriales.

Detenciones arbitrarias y encarcelamientos, allanamientos y registros de viviendas particulares, confiscación y ocupación de equipos, interrogatorios, prohibiciones de salir del país, cerco de domicilios para impedir la cobertura de noticias, campañas de difamación, acoso físico y digital, hackeo de cuentas personales, bloqueo y ataques cibernéticos contra sitios digitales, amenazas de prisión, intimidación a familiares y estigmatización social, son algunas de las acciones represivas que sufren periodistas, blogueros y comunicadores independientes”, puede leerse en el texto de la petición en la plataforma AVAAZ.org.

Los autores del mensaje concluyen su pedido exigiendo “el cese de la represión contra quienes ejercen las libertades de prensa y expresión en Cuba; la eliminación de los recursos legales que restringen y criminalizan el ejercicio de tales libertades; el establecimiento de garantías jurídicas para ejercerlas, que deberán incluir leyes de transparencia y protección de fuentes; y la liberación inmediata de Roberto de Jesús Quiñones Haces”.