EEUU quiere deportar al polizón cubano por haber cometido un “delito criminal”
El gobierno de EEUU ha manifestado su posición de tratar el caso dal polizón cubano Yunier García como un “delito criminal”, para impedir que un juez de inmigración le otorgue asilo político
EEUU quiere deportar al polizón cubano por haber cometido un “delito criminal”

Yunier García Duarte— el polizón cubano que llegó al aeropuerto de Miami (MIA) escondido en el compartimento de carga de un avión de Swift Air el 15 de agosto pasado—, no acaba de saber cuál será su destino final, si la deportación o la permanencia en Estados Unidos.

Este miércoles las autoridades judiciales de inmigración aplazaron la decisión de otorgar o no asilo político a García Duarte.

La fiscalía, representante oficial del Gobierno de los Estados Unidos, “reafirmó su solicitud de repatriarlo a Cuba como un delincuente común”, declaró Willy Allen, abogado del cubano.

Según el abogado, el gobierno de EEUU insiste en catalogar el hecho de Yunier García como un delito criminal y no un delito político.

"El gobierno está opuesto (a otorgarle el asilo político). Considera que lo que ocurrió con él fue un acto delictivo por entrar ilegalmente a un avión y que no es un problema de asilo, sino de crimen", dijo Allen a Telemundo 51.

Conocedores del caso aseguran que la fiscalía trata de apoyar su petición de repatriación en que en los últimos dos años “más de mil personas” fueron deportadas a Cuba y ninguna ha sufrido cárcel o torturas.

Si me deportan me torturan. Les pido encarecidamente que valoren mi caso… vine aquí porque es un país de derechos humanos”, declaró el polizón durante su entrevista de “miedo creíble”.

 

Yunier testificó durante 90 minutos de manera fuerte y convincente según su abogado, aunque el fiscal insistió en que estaba opuesto a que se le otorgara asilo porque lo considera un delincuente más por la forma que utilizó para llegar a Estados Unidos, dijo Allen tras el juicio que tuvo lugar en el Centro de Detención de Krome.

La defensa presentó los testimonios del activista y ex prisionero político Ciro del Castillo y del historiador Juan Antonio Blanco, director de la Fundación de Derechos Humanos en Cuba. 

Willy Allen aseguró tener “esperanzas de que el juez nos conceda una decisión positiva” y también dijo que ni acepta ni entiende la posición del gobierno norteamericano en querer repatriar a su cliente. “Su caso es único y no puede compararse con el de otras personas”, añadió el reconocido abogado.

La defensa presentó también argumentos para tratar de probar que el polizón merece el otorgamiento del refugio político, porque su integridad correría peligro de ser enviado de regreso a Cuba.

De acuerdo con el abogado presentó ante el juez un documento con “más de 200 páginas” que incluye detalles del sistema de justicia de Cuba y artículos publicados por la prensa sobre su caso.

En los próximos días el juez del caso podría emitir un fallo definitivo que podrá ser apelada por las dos partes en conflicto.

El joven cubano tiene 26 años y era trabajador del Aeropuerto Internacional José Martí de la Habana en el momento en que escapó de Cuba hacia Miami.

Más de 33 mil firmas a través de la plataforma Change.org acumula una petición para que el gobierno de EEUU le otorgue asilo político . El cantante Willy Chirino está entre quienes han pedido a las autoridades migratorias que otorguen un 'parole' al joven.