Una trans salvadoreña gana Premio Nansen 2019, otorgado por ACNUR

San Salvador, 18 sep (ADN CUBA).- La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) otorgó a la activista trans salvadoreña Bianka Rodríguez el Premio Nansen 2019, por la región las Américas, como un reconocimiento por su trabajo en defensa de los derechos humanos de las personas LGTBI.

El premio, anunciado este miércoles por ACNUR en su sitio de internet, le fue otorgado a Rodríguez por defender los derechos de las personas LGBTI que han sufrido desplazamientos forzados en el país.

"Muchos gracias a todos. Este día para mí y para todo la población LGTBI es muy importante (...) este premio es para todas aquellas personas que han tenido que pagar con sangre la desprotección de todos nuestros derechos", dijo la activista, de 26 años.

El Salvador sufre desde hace años el fenómeno de desplazamientos forzados, debido a los niveles de violencia que obligan a familias enteras a huir de sus lugares de origen y buscar refugio con amigos y familias en otras áreas del país.

Mucha de esa violencia que abate al país está directamente vinculada con las pandillas, que pasaron de ser grupos de jóvenes inadaptados en la década de los 80 a organizaciones criminales metidas en el negocio de las drogas, el sicariato y las extorsiones.  
 

 

 

La premiación se llevó a cabo en el Teatro Nacional, en el centro de la capital salvadoreña, San Salvador, y participaron representantes de la comunidad internacional y el representante regional de ACNUR para Centroamérica y Cuba, Giovanni Bassu.

La activista salvadoreña, directora de la Asociación Comunicando y Capacitando Trans (COMCAVIS-TRANS), se mostró emocionada por el reconocimiento y se comprometió a continuar su "incansable" lucha.

Rodríguez rindió un minuto de silencio por "todas" las personas que han sido asesinadas por su orientación sexual o su identidad de género, y a aquellas que han tenido que huir del país a causa de la persecución.

El Premio Nansen 2019 incluye, además de Rodríguez por las Américas, a otras personas de África, América, Asia, Europa y Oriente Medio, también homenajeadas “por su extraordinaria labor humanitaria”, dijo ACNUR en su portal de internet.

"Para muchos Bianka y sus colegas representan esperanzas, porque para ellos significa que no están solos y que hay personas que les protegen", señaló el representante regional de ACNUR para Centroamérica y Cuba.
 

 

 

Datos proporcionados a Efe por COMCAVIS-TRANS señalan que entre 2018 y lo que va de 2019 se reportaron 151 casos de desplazamiento de personas de la comunidad LGTBI.

Las principales víctimas son las mujeres trans con el 67,5 % de los casos y le siguen los hombres gais con el 17,2 %.

Los responsables de este fenómeno son mayoritariamente las pandillas y las fuerzas estatales, siendo el intento de homicidio, las amenazas y las lesiones los hechos que desencadenan el desplazamiento.

A esto se suma la impunidad predominante en los más de 600 asesinatos de personas LGBTI registrados desde 1993 y en los que pandilleros, policías y militares son los principales implicados.

El matutino El Diario de Hoy reportó en julio pasado que tres policías enfrentaron una primera audiencia tras ser acusados por la Fiscalía de cometer un “crimen de odio” en contra de Camila Díaz Córdova, una mujer trans de 29 años identificada en su documento de identidad como Nelson Arquímides Díaz Córdova.

Los delitos que se les atribuye a Carlos Valentín Rosales, Jaime Giovanni Mendoza y Luis Alfredo Avelar son privación de libertad por agente de autoridad y homicidio agravado que, en su conjunto, se castigan con penas mayores a los 60 años de cárcel.