Universidad de Oriente se declara "mambisa" y defiende la expulsión de un profesor por razones ideológicas
La nota institucional ejemplifica a la perfección la discriminación por motivos ideológicos y la inexistencia de la libertad de cátedra en las universidades cubanas.
Universidad de Oriente se declara "mambisa" y defiende la expulsión de un profesor por razones ideológicas

La Universidad de Oriente ha emitido una declaración oficial sobre el caso del académico René Fidel González García, despojado de su condición de profesor titular de Derecho en 2016, ante lo que calificó de "campaña difamatoria contra la Alma Mater oriental, cuadros de la institución y del Ministerio de Educación Superior, desconociendo los verdaderos elementos del caso".

La nota institucional ejemplifica a la perfección la discriminación por motivos ideológicos, la violación de derechos y la inexistencia de la libertad de cátedra en las universidades cubanas.

La Universidad utiliza  textos del profesor publicados en en sitios como La Joven Cuba, Sin Permiso o Cuba Posible como prueba de cargo contra el académico y los califica de "polémicos, contradictorios e irrespetuosos".

Citando palabras del Consejo de Dirección de Facultad de Derecho, donde el profesor se desempeñaba como docente, el comunicado oficial asegura que González García "invocaba el derecho a la libertad de palabra reconocida en (…) la Constitución (…) como excusa para asumir posiciones o discursar sobre diversos temas" (sic).

El mismo Consejo rector acusó al profesor de mantener "una voluntad constante de denigrar y ridiculizar a las autoridades universitarias y del Ministerio de Educación Superior" y afirmó tener "claro ahora más que nunca que no contaba, ni contará, con las condiciones para ser profesor universitario y mucho menos en una Universidad mambisa, humanista y revolucionaria como la de Oriente".

Para las autoridades, el procedimiento administrativo y la posterior expulsión fueron realizados "con estricto apego a la legalidad".

 

Por último, la Universidad lamenta que "algunas personas se han solidarizado con una versión de los hechos" que calificó de "desafortunadamente mal contada y manipulada por René Fidel González García y otros que pretenden cercenar la institucionalidad del Estado y el Gobierno cubanos".

El pasado 2 de septiembre, dos egresados en Derecho y Filosofía de la Universidad de Oriente, Alvaro Francisco Pixá e Ismael Tamayo, denunciaron públicamente la expulsión de González García.

La denuncia, titulada “La Cuba que queremos”, circuló primero por correo electrónico y luego fue publicada en La Joven Cuba, blog asociado a la Universidad de Matanzas.

La declaración oficial también precisa que el profesor afectado, expulsado posteriormente del Partido Comunista de Cuba (PCC) donde militaba, no aceptó "dos plazas técnicas en el propio centro para desempeñarse en la Biblioteca Francisco Martínez Anaya".

Un castigo similar fue usado por las autoridades cubanas en la década del 70, cuando algunos polémicos intelectuales cubanos (Tomás Fernández Robaina, Antón Arrufat...) fueron censurados, vetados de la vida pública y recluidos en puestos de bibliotecarios.

El pasado mes agosto la viceministra primera de Educación Superior, Martha del Carmen Mesa Valenciano, publicó un artículo donde aseguraba que para ser profesor universitario en Cuba hay que ser "activista de la política revolucionaria del Partido".

Las declaraciones provocaron una carta de estudiantes y profesores universitarios cubanos dirigida al presidente Miguel Díaz-Canel en la que rechazaron la "abierta apología a la discriminación" de la funcionaria.

Días después, el propio Ministro de Educación, José Ramón Saborido, compareció en el programa de TV Mesa Redonda para llamar "mercenarios" a las diversas voces críticas.