UN Watch y otras ONGs no quieren a Cuba, China y Rusia en Consejo de DD.HH

UN Watch, Humans Rights Foundation y el Instituto Raoul Wallenberg para los Derechos Humanos, emitieron un documento que detalla los abusos contra ciudadanos en Cuba, China, Rusia, Arabia Saudita, Pakistán y Uzbekistán e insta a países miembros de la ONU a oponerse al ingreso de estas naciones al Consejo de Derechos Humanos
Canciller cubano e importantes diplomáticos del régimen en la ONU. Foto: Manuel Elias/United Nations vía AP
 

Reproduce este artículo

UN Watch (UNW), Humans Rights Foundation (HRF) y el Instituto Raoul Wallenberg para los Derechos Humanos (IRWDH) emitieron un documento que detalla los abusos contra ciudadanos en Cuba, China, Rusia, Arabia Saudita, Pakistán y Uzbekistán e insta a los países miembros de la ONU a que se opongan a que estas naciones ingresen al Consejo de Derechos Humanos.

“Elegir a estas dictaduras como jueces de la ONU en materia de derechos humanos, es como designar a una banda de piromaníacos a la brigada de bomberos”, según afirma el abogado y escritor canadiense Hillel Neuer, director Ejecutivo de UN Watch, organización no gubernamental de derechos humanos que se encarga de monitorear a la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza.

Según Radio Televisión Martí, el informe presentado por UNW, HRF y IRWDH advierte que tanto Cuba como Rusia no compiten por el puesto en sus correspondientes grupos regionales. Todo país requiere de 97 votos positivos de los 193 en la Asamblea General, por lo cual la elección, tanto de Cuba como de Rusia, se da por sentada.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU se encuentra en pleno período de sesiones y, de acuerdo con lo expresado por el vocero de la organización, Rolando Gómez, “Se presentan los informes, uno del Secretario General sobre Camboya, e informes sobre Yemen y Georgia de la Alta Comisionada de Derechos Humanos”.

Por su parte, la organización UN Watch también emitió “protestas formales” ante la ONU que fueron presentadas como documentos oficiales contra la elección al Consejo de Derechos Humanos de Cuba, China, Pakistán, Rusia y Arabia Saudí.

Respecto a Cuba, Hiller Neuer la calificó como “estado policíaco” y definió a Rusia como país que “asesina a periodistas y envenena a opositores”. En tanto que, denunció Neuer, “Arabia Saudí realizó 184 ejecuciones en el 2019”.

“Es absurdo y moralmente obsceno”, sentenció Neuer, “que la ONU elija al Consejo de Derechos Humanos a China, régimen que ha encarcelado a 1 millón de uigures en campamentos, arrestado y hecho desaparecer a quienes sonaron la alarma sobre el coronavirus”.

Más adelante, el director Ejecutivo de Naciones Unidad Watch agregó que China es “Un país que también intenta aplastar la libertad en Hong Kong”.

Por su parte, el pasado 28 de septiembre el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) consideró “inconcebible” que el régimen castrista pueda volver a formar parte del CDH de Naciones Unidas sin comprometerse “con ninguno de los documentos que conforman la Carta Internacional de Derechos Humanos” ni con otros pactos de primer nivel.

“En relación con la postulación de Cuba como miembro del Consejo de Derechos Humanos es importante señalar la poca implicación jurídica vinculante del Estado cubano, tanto en el Derecho Internacional como en su ordenamiento jurídico interno”, indicó el organismo en un exhaustivo documento jurídico enviado a Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Un ejemplo de ello son los Pactos Internacionales de 1966, el de Derechos Civiles y Políticos y el de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que fueron firmados en 2008, “pero, transcurridos más de 12 años, el Estado cubano no ha procedido a ratificarlos, lo cual implicaría ajustar el ordenamiento interno a sus prerrogativas”, explica en un comunicado el OCDH.