“No hay forma de persuadir a Ariel para que abandone la huelga”: Oscar Casanella sobre Ruiz Urquiola

Urquiola lleva 10 días en huelga de hambre frente a la sede de la ONU en Ginebra, exigiendo una condena a la represión del régimen comunista contra su familia.
 

Reproduce este artículo

El científico y activista cubano Oscar Casanella dijo este miércoles que “no hay forma de persuadir” a Ariel Ruiz Urquiola para que abandone la huelga de hambre que realiza hace 10 días frente a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) en Ginebra, Suiza, exigiendo una condena a la represión del régimen comunista contra su familia.

Casanella, exiliado en Miami y amigo personal de Ruiz Urquiola, declaró a ADN Cuba: “Me temo que no hay forma de persuadir a mi amigo Ariel de que abandone la huelga. La única forma de salvarle la vida es acompañarlo en sus reclamos, visibilizarlo, y presionar para que la ONU se pronuncie contra la violación sistemática de derechos de todos los cubanos a regresar a Cuba. Por el regreso de su hermana Omara y de todos los cubanos”.

El biólogo y disidente cubano Dr. Ariel Ruiz Urquiola, regresó este martes a su huelga de hambre tras un breve ingreso hospitalario el lunes por una complicación cardiovascular. Ruiz Urquiola fue llevado a un centro de salud “por un problema cardiovascular de mediana severidad”, tras ocho días en huelga de hambre y de sed, informaron el lunes en la noche varios activistas.

“Ayer realmente estuve cerca de perder el conocimiento y me llevaron al Hospital Universitario de Ginebra”, contó el activista en un video de redes sociales.

“Ahora estoy de nuevo en el mismo lugar. Continúo mi protesta pacífica exigiendo un pronunciamiento firme del Alto Comisionado de las Naciones Unidas sobre las violaciones flagrantes a los derechos humanos de Omara Isabel y Ariel Ruiz Urquiola (…). Aquí estoy de nuevo, hasta que mi cuerpo aguante”.

Según Casanella, quien acompañó a Ruiz Urquiola en una protesta similar que realizó frente al Hospital Oncológico en La Habana en noviembre de 2016, “cuando él inicia una huelga de hambre y de sed está dispuesto a ofrecer su vida, a sacrificarse completamente”.

“En todas las ocasiones [de huelga] Ariel ha sido intransigente. No está jugando. Solamente abandona la huelga cuando logra el objetivo”, agregó Casanella.

Ruiz Urquiola inició el lunes 4 de julio una huelga de hambre y sed ante la oficina de la Acnudh en Ginebra para protestar por las represalias de las autoridades de La Habana contra su familia, cuyo más reciente episodio ha sido impedir el regreso de su hermana a la isla. Ariel también dejó de tomar sus medicamentos para tratar el VIH.

Omara Ruiz Urquiola, profesora de arte e investigadora del Observatorio de Libertad Académica (OLA), viajó en 2021 a Estados Unidos para recibir un tratamiento oncológico. El 25 de junio pasado, cuando se disponía a regresar a la isla, donde tiene su residencia y propiedades, funcionarios de Southwest Airlines le comunicaron en un aeropuerto de sur de la Florida que las autoridades cubanas le prohibían entrar a su país.

Una petición publicada el viernes pasado en internet reúne firmas para que la ONU se pronuncie a favor de los hermanos Ruiz Urquiola, académicos y disidentes cubanos perseguidos por el régimen de La Habana.

La activista Anamely Ramos explicó en Facebook que se inició “una petición para recoger firmas, una iniciativa que responde a una idea dada también por los funcionarios de la ONU”. Según la también profesora de arte, “los funcionarios de Naciones Unidas han pedido una carta colectiva de apoyo” a los planteamientos de Urquiola.

“Un luchador por los DDHH se encuentra en huelga de hambre y de sed desde las 7:30 a.m. del lunes 4 de julio frente a la sede del palacio Wilson (Naciones Unidas en Ginebra). Él se llama Ariel Ruiz Urquiola”, comienza el texto de la petición, publicada en Change.org por Ignacio Muñoz Pascual.

La iniciativa destaca que Ruiz Urquiola “está exigiendo que la ONU se pronuncie en relación a sus derechos humanos vulnerados, a los de su familia y del pueblo cubano en general. Si no se pronuncia, está dispuesto a dejar el cuerpo”.

 

Si desea firmar la petición de Change.org para que la ONU reconozca la vulneración de derechos contra los hermanos Urquiola, puede hacerlo aquí.