Familiares temen que manifestante del 11J se quite la vida en prisión

El joven es padece de esquizofrenia y está sin sus medicamentos en la prisión de máximo rigor del Combinado del Este
Dayron Martín Estrada y su madre
 

Reproduce este artículo

La familia del preso político Dayron Martín Estrada, uno de los manifestantes condenados por las protestas del 11 y 12 de julio en el barrio La Güinera, en La Habana, temen que atente contra su vida en la cárcel.

El joven es padece de esquizofrenia y está sin sus medicamentos en la prisión de máximo rigor del Combinado del Este, informó Radio Televisión Martí.

Esmeralda Estrada, madre de Dayron, y su hermana Coral Martín, enviaron un video a la redacción del medio citado con el que denuncian alarmadas que la vida del joven corre peligro y que su lugar está junto a su familia.

“No sabemos en qué momento pueda atentar contra su vida, Responsabilizamos al gobierno de lo que pueda sucederle”, dijo Esmeralda Estrada, residentes en Ecuador junto con la hermana de Dayron.

En enero de 2022 la organización de derechos humanos Civil Rights Defenders denunció la represión del régimen cubano contra los manifestantes, especialmente dura en el empobrecido barrio de La Güinera, ubicado en el municipio capitalino Arroyo Naranjo.

La organización con sede en Estocolmo, Suecia, expuso denuncias de la prensa independiente que afirman que la policía actuó allí con especial crueldad y que los manifestantes fueron detenidos temprano en la mañana por policías que ingresaban a sus casas con perros, recordó Radio Televisión Martí.

La única víctima fatal reconocida por el régimen tras las manifestaciones, Diubis Laurencio Tejeda, fue baleado por la espalda en La Güinera, por el subteniente de la policía Yoennis Pelegrín Hernández, quien se justificó diciendo que actuó “en defensa propia”. Hasta ahora no han trascendido consecuencias legales para el oficial.

Hasta el 4 de abril, última actualización disponible en sus redes sociales, la organización independiente Justicia 11J ha documentado la detención de 1444 personas en Cuba, en algún momento desde julio pasado, por su participación en las protestas. Unas 757 personas continúan privadas de su libertad.

“Hemos documentado la notificación de 396 sentencias, de 537 personas que han sido juzgadas en juicios ordinarios y sumarios, de las que solamente 4 han sido totalmente absueltas”, agregó el grupo en un comunicado.

“La ciudadanía cubana tiene derecho a conocer la verdad y a recibir apoyo en sus exigencias de justicia. Secundamos el pedido de Amnistía Internacional 'a las autoridades que permitan entrar en el país a la organización y otros observadores de los derechos humanos para dar seguimiento a los juicios en curso', así como el llamamiento de la Unión Europea 'a las autoridades cubanas para que permitan a la comunidad diplomática asistir a dichos juicios'”, sostuvo Justicia 11J.

Recomendaciones

 

Relacionados