Bruno Rodríguez asegura que EEUU pretende "desinformar" con su reporte sobre derechos humanos

Según el canciller cubano, Washington busca desviar la atención sobre las violaciones que se cometen en su propio país.
Canciller cubano Bruno Rodríguez
 

Reproduce este artículo

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, denunció este 14 de abril la supuesta “operación de desinformación” de EE. UU. al publicar esta semana un informe sobre derechos humanos donde se critica al gobierno de la isla.

“Operación de desinformación del gobierno de Estados Unidos en materia de derechos humanos busca desviar la atención de severas violaciones contra su propia población, donde 1009 personas murieron en 2021 por balas de la policía”, declaró el canciller en Twitter.

La víspera el jefe de la diplomacia cubana afirmó que Estados Unidos “miente” sobre las violaciones de derechos humanos en Cuba condenadas en el informe anual del Departamento de Estado.

En la sección dedicada a Cuba, el informe recuerda que en julio del año pasado se produjeron “las protestas más grandes en décadas” para “exigir el fin de la represión” y recordó que muchos manifestantes fueron arrestados y encarcelados en condiciones “crueles”, mientras otros han tenido que exiliarse.

“Los funcionarios del Gobierno, bajo las órdenes de sus superiores, cometieron las mayores violaciones a los derechos humanos”, aseveró el Departamento de Estado.

La Administración de Joe Biden ha sancionado a altos cargos militares cubanos por su presunto involucramiento en la represión de las protestas del 11 de julio de 2021, y ha mantenido las sanciones impuestas por el republicano Donald Trump.

De acuerdo con estimaciones oficiales de La Habana, el embargo de EE.UU. le ha costado a Cuba casi 148 000 millones de dólares. El gobierno de la isla sostiene que el embargo es la principal causa del subdesarrollo del país.

En el documento presentado al público este martes, Washington compila los casos de países cuyos gobiernos han encarcelado injustamente, torturado o incluso asesinado a opositores políticos, activistas, defensores de derechos humanos y/o periodistas.

El informe documenta abusos contra manifestantes pacíficos pro-democracia en Birmania, Bielorrusia, Cuba, Hong Kong y Sudán.

Sobre China, el Departamento de Estado documentó asesinatos arbitrarios por parte del régimen, así como desapariciones forzadas, casos de tortura y detenciones masivas de minorías.

El secretario de Estado Antony Blinken destacó en la presentación del informe que, a medida que las tropas rusas se retiran de las ciudades ucranianas que habían ocupado o sitiado, están saliendo a la luz las "atrocidades generalizadas" de las fuerzas rusas.