ADN CUBA condena injusta sentencia contra periodista Roberto Quiñones
ADN CUBA está comprometida con el derecho de los cubanos al ejercicio pleno de las libertades de prensa y expresión. Condenamos la sentencia de un año de privación de libertad contra el abogado y periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces.
ADN CUBA condena injusta sentencia contra periodista Roberto Quiñones
 

 

La revista audiovisual ADN CUBA está comprometida con el derecho de los cubanos al ejercicio pleno de las libertades de prensa y expresión. Condenamos la injusta sentencia de un año de privación de libertad contra el abogado y periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces.

La sentencia fue ratificada este martes por el Tribunal Provincial de Guantánamo.

ADN CUBA no será selectivo a la hora de denunciar casos de represión contra la prensa cubana. Creemos que los abusos y violaciones de Derechos Humanos cometidos por la dictadura que gobierna en la Isla deben ser condenados en su totalidad, sin medias tintas.

El 22 de abril de 2019, Quiñones fue arrestado y golpeado por agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). El hecho ocurrió mientras el reportero acudía a dar cobertura al proceso judicial en que el Estado cubano condenó al matrimonio de religiosos Rigal – Expósito, por insistir en educar a sus hijos en casa.

Quiñones intentó denunciar a los policías que le provocaron las lesiones (contusiones, escoriaciones, heridas y la perforación de su tímpano derecho) pero los tribunales no aceptaron su denuncia. La Fiscalía General de la República informó que su caso había sido trasladado a la Delegación del Ministerio del Interior pero no ocurrió así. Quiñones fue investigado por el mismo organismo del que forman parte sus agresores

No admitieron las pruebas que presenté sobre las lesiones que me provocaron con esa golpiza. Dicen que fueron lesiones autoinfligidas”, declaró Quiñones al sitio de noticias CubaNet, donde escribe habitualmente desde hace 12 años.

El periodista, de 62 años, se rehusó a pagar una multa que habría evitado su juicio, alegando que implicaba admitir la responsabilidad de la acusación en su contra. 

El 7 de agosto, el Tribunal Municipal de Guantánamo, sancionó a Quiñones a un año de prisión por el delito de “resistencia y desobediencia”. El periodista presentó un recurso de apelación ante el Tribunal Provincial de Guantánamo, para que aceptara las pruebas que el Tribunal Municipal rechazó, pero esta instancia se negó a concederle una vista oral a su apelación, y terminó ratificando la sentencia original

 

 

Diversas organizaciones defensoras de las libertades de prensa y expresión se han solidarizado con su caso.

El martes 20 de agosto, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó la detención y sentencia a un año de prisión contra Quiñones Haces y manifestó su preocupación por la persistencia de la criminalización de quienes ejercen el derecho a la libertad de expresión en la Isla.

En el Informe Especial sobre la Situación de la Libertad de Expresión en Cuba, la Relatoría recomendó al Estado poner fin en el más breve plazo a la práctica de hostigamiento, incluyendo citaciones, detenciones de cualquier duración, y acoso a cualquier persona por causas relacionadas con el ejercicio de las libertades de expresión, asociación, reunión u otras.

Desde ADN CUBA también exigimos al régimen totalitario detener la escalada represiva contra la prensa independiente cubana. Basta de arrestos arbitrarios, allanamientos, decomisos y prohibiciones de salida del país contra comunicadores y activistas.

Somos periodistas, no delincuentes. Somos ciudadanos, no criminales.

Roberto de Jesús Quiñones Haces debe ser liberado porque el periodismo no es un delito.