Anamely Ramos y Osmani Pardo en huelga de hambre por Unpacu

Anamely Ramos y Osmani Pardo, dos de los acuartelados de San Isidro, se sumaron a la huelga de hambre iniciada por la opositora Unión Patriótica de Cuba, para pedir el cese del hostigamiento de la policía política contra esta organización
Los activistas Anamely Ramos y Osmani Pardo Guerra, dos de los acuartelados de San Isidro. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Los activistas Anamely Ramos y Osmani Pardo Guerra, dos de los acuartelados de San Isidro, se sumaron a la huelga de hambre iniciada por la opositora Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) el fin de semana anterior, para pedir el cese del hostigamiento de la policía política contra esta organización.

El líder de la Unpacu, José Daniel Ferrer, el pasado sábado asumió ese método de protesta junto con tres activistas, debido al cerco de las fuerzas gubernamentales en Santiago de Cuba sobre la sede del grupo disidente, buscando impedir la entrega de alimentos y los chequeos médicos que realiza a personas vulnerables en la sede de la organización disidente.

Ferrer afirmó este viernes que ya son 63 los activistas que se encuentran “en huelga de hambre contra la represión”, y dos más en ayuno temporal para mostrar su apoyo. De ellos 52 son militantes de la organización opositora.

Desde esta mañana, Pardo comenzó “una huelga de hambre por 72 horas en apoyo a Unpacu y a todo aquel cubano que está en desacuerdo con este régimen y sus actos de represión y abuso policial del cual mi familia y yo sufrimos en carne propia”.

“Utilizaré estás 72 horas sin ingerir alimentos para orar a Dios para pedirle que ponga su mano sobre Cuba está nación que clama por LIBERTAD”, expresó el activista en Facebook.

Desde México, donde cursa un doctorado, se sumó a la protesta la profesora e historiadora de arte Anamely Ramos, una de las protagonistas de la protesta de noviembre en la sede del Movimiento San Isidro en La Habana.

“#YoEstoyDentro Día 1 Mi huelga de 72 horas en apoyo a los huelguistas de la Unpacu y pidiendo que retiren el cerco policial y los dejen continuar su necesaria labor humanitaria”, publicó en sus redes sociales.

“Hoy se cumplen cuatro meses de que nos sacaron n de San Isidro. No son inútiles la verdad y la ternura (José Martí)”, recordó Ramos, al tiempo que pidió “Libertad y Vida para Cuba“.

Así respondieron a una iniciativa de otra cubana, Deborah Bruguera quien propuso una “huelga de hambre de 72 horas” en el exilio, para apoyar al opositor José Daniel Ferrer y los más de 60 activistas y aliados de la Unpacu que hasta este viernes protestan de esta manera por la represión continua del castrismo contra esa organización.

 

Cubanos alrededor del mundo respaldan a Unpacu

Deborah, residente en Italia y hermana de la artista cubana Tania Bruguera, publicó en su perfil de Facebook la idea, que le parece pertinente para mostrar al gobierno cubano que “si tocan a uno tocan a todos”.

“Nunca lo hice antes por problemas de salud; que persisten, pero ya es hora que pongamos todos el cuerpo y saquemos a la luz el tratamiento que reciben los que piensan diferente...”, propuso.

Este viernes, Deborah indicó que entra en huelga de hambre, por primera vez en su vida: “Siento que estoy haciendo lo correcto, aunque me haya encontrado algunos detractores (…) Mi hermana cuando le dije que iba a hacer una huelga de hambre me dijo que estaba muy preocupada pues sabía de la posibilidad concreta de las consecuencias negativas debido a mi estado de salud (…) mi respuesta fue que mi dolor en el pecho (…) es perenne desde que ella pisó la isla en marzo del año pasado, aunque esta sensación es más antigua”.

La impulsaron a tomar la decisión “las más de 60 personas que hoy continúan en huelga denunciando la represión sobre ellos por pensar diferente y una situación injusta que ve involucrados ancianos, niños y enfermos”, explicó en un post de Facebook.

“Porque el odio político se impone convirtiendo una casa en un calabozo. Por todos aquellos que no pueden salir o entrar legalmente de su propio país, por los estudiantes universitarios expulsados y los que se encuentran bajo amenaza. Por condenar un post en las redes sociales como si se tratase de un atentado, por los dirigentes de un país que defienden una ideología sin importarle los seres humanos, por las noticias falsas en contra de periodistas, artistas, activistas y todas las estrategias que se han generado contra ellos a diario en los últimos meses, ya no puedo más. Hoy entro en una huelga porque es hora de poner el cuerpo por todos ellos”, aseveró Deborah Bruguera en Facebook.

El músico cubano residente en Argentina, Luis Alberto Mariño, también se unió: “Me declaro en huelga de hambre de 72 horas en solidaridad con los activistas de la Unpacu”.

“Debemos dar más solidaridad y visibilidad. ¡Son decenas de cubanos en peligro! Basta ya de abuso la dictadura cubana debe dejar el acoso a la Unpacu, expresó también en Twitter el violinista y compositor.

Otros activistas o cubanos solidarios con Unpacu alrededor del mundo, se han declarado en huelga de hambre. Según la última actualización de la lista publicada por la profesora y luchadora por la democracia Omara Ruiz Urquiola, en la protesta de Unpacu participan cubanos exiliados en Suiza (Dayvis Tamayo Hodelin, Eduardo Naranjo Áreas y Ronny Fontaine Soto), Estados Unidos (Wilberto Parada Milán, Katherine Mojena Hernández y Alfredo Pérez), Colombia (Carlos Miguel Mateos Rosaenz) y Brasil (Alfredo Acosta Sánchez).