Policía política cita al artista Henry Eric Hernández, editor del medio independiente cubano Hypermedia

La policía política del régimen continúa acosando a quienes participaron en la reunión con funcionarios en el Ministerio de Cultura, a la que se vieron obligados por la presión de cientos de personas plantados frente a la institución gubernamental
Henry Eric Hernández en una exposición
 

Reproduce este artículo

La policía política del régimen continúa acosando a quienes participaron en la reunión con funcionarios en el Ministerio de Cultura, a la que se vieron obligados por la presión de cientos de personas plantados frente a la institución gubernamental.

Ahora tocó al artista multidisciplinar Henry Eric Hernández, quien se desempeña también como editor de artes visuales para la revista independiente cubana Hypermedia. En las redes sociales ha trascendido una citación “oficial” para que se presentase este martes en una unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en el municipio Playa (La Habana), para realizarle un interrogatorio, que en la neolengua de la dictadura se presenta como “entrevista”.

“En Cuba hay problemas hasta para transcribir el nombre del 'entrevistado'. Causa de la entrevista: no sabemos, como todo allá. Esto es la vergüenza condensada en un trozo de papel. Henry Eric a ver qué quieren, qué inventan”, escribió en un tuit la intelectual Amanda Pérez Morles.

En efecto, la citación oficial llegó en un papel mal rasgado, con el segundo apellido de Henry Heric escrito erróneamente, lo que provocó que tacharan y corrigieran ahí mismo. La pobreza de ideas del castrismo, se expresa también materialmente, todo el tiempo.

Ladislao Aguado, director de Hypermedia, denunció el acoso y expresó que las razones para llevar al artista a una estación policial a un interrogatorio con la Seguridad del Estado, serían las de “aspirar a un país mejor” y quien convoca a la mal llamada entrevista es “nuestra dictadura”.

Henry Eric Hernández es un artista visual, investigador social y profesor, Doctor por la Universidad Complutense de Madrid. En su obra, Henry Eric presta especial atención a las relaciones entre Historia y Poder: cómo la historia es controlada por el poder y de qué manera las narrativas históricas suelen dar soporte al mismo.

Estuvo entre los 30 artistas, periodistas y activistas que se reunieron con el viceministro Fernando Rojas para exigirle libertades y respeto a los independientes, y se ha mantenido trabajando en el grupo 27N.

En ese encuentro en el Mincult, Henry Eric Hernández señaló directamente a los funcionarios del régimen y denunció la política de censura y persecución de los creadores que ha sido constante en seis décadas de castrismo.

Transcribimos a continuación su intervención ese día, publicado por el 27N como parte de las memorias de esa jornada histórica:

“Palabras a los intelectuales” en los años 60´, eso que tan bonito se pinta, no fue más que un pacto con pistolas. No fue un pacto inclusivo. En Cuba ha habido muchos quinquenios grises.

Antes de ser artista, se es ser humano y ciudadano.

Nuestro amigo Italo [Expósito] tenía un proyecto pedagógico que las instituciones no poseen, ni siquiera el Museo Nacional de Bellas Artes. Le pusieron tres mil pesos de multa y le hicieron destruir su jardín. Esperamos respuestas del Ministerio por el caso de Italo Expósito durante dos años, desde la reunión por el Decreto 349 en septiembre de 2018. Italo se cansó y se tuvo que marchar a Europa. Ustedes lo maltrataron y lo expulsaron.

El caso de Italo se aplazó por ti, Fernando [dijo mirando al viceministro Rojas]. Se cansó de este país, de la represión a su proyecto social, se fue para Europa. Perdimos a un colega.

El camino no es de ustedes. En Cuba no existe una crítica de arte que cuestione la violencia política.


Me parece fundamental el hecho de que aquí no existe la pluralidad y eso incluye la no gestión desde el pluripartidismo. Hay que generar, pactar o afirmar estas libertades ya.

Desde los 80´ Fernando [Rojas] ha estado en la gestión cultural y censurando. Desde siempre hemos visto la represión sobre los firmantes de la “Carta de los diez”, la Primavera Negra, Paideia o Art-De… sé que no a todos, pero a muchos intelectuales esta represión no nos parece bien y nos oponemos.

Hay personas que defienden el gobierno antes de defender a los ciudadanos. Con todo respeto, han pasado 60 años y he estado viendo la misma batalla contra la censura. Los artistas han tenido que irse.

Pondrán otros cuadros políticos, pero son 60 años de represión. Tengo amigos en Paideia, en la Carta de los 10 y son más comunistas que muchos de los que están aquí (dijo señalando a la mesa de los funcionarios).

Tengo un amigo que tenía el estigma político de su padre, Bernardo Marqués Rabelo, uno de los firmantes de la carta de los diez, y terminó abandonando el ISA. Y su padre, murió en Miami, sin ser nunca un mercenario como decían ustedes.

Llevamos 60 años pidiendo lo mismo: inclusión, cese de censura, libertad de expresión...

Su papel como actores políticos es penoso, ejercen el mal, la censura y el desprestigio. Es necesario acabar de resolver esto, con rapidez. Ustedes están viejos, por ley de vida se van a morir. Vamos a condenarlos si no hacen nada ahora y van a morir como malhechores. ¡Váyanse de ahí!

Cuando se censura a una persona, se va más allá de la política cultural. ¿Cuándo, de allá para acá, va a cesar la presión? ¿Creen que esa es la política cultural de la Revolución? La cultura del pensamiento va a crear una democracia. Si ustedes no pueden con eso, retírense.