OCDH denuncia que régimen cubano prepara represión violenta del 15N

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos advirtió que “el régimen se prepara para reprimir de manera violenta” a quienes participen en la Marcha Cívica por el Cambio
Raúl Castro y Miguel Díaz Canel reunidos. Foto: AFP
 

Reproduce este artículo

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) advirtió este miércoles 27 de octubre que “el régimen se prepara para reprimir de manera violenta” a quienes participen en la Marcha Cívica por el Cambio, convocada para el 15 de noviembre.

La ONG alertó sobre “las órdenes dadas por el gobierno de Cuba para que estudiantes y otros civiles repriman a manifestantes el próximo 15 de noviembre con palos y otros objetos contundentes”.

Alejandro González Raga, director ejecutivo del OCDH, afirmó que “hemos sido testigos de la peligrosa demostración de odio entre ciudadanos que promueve el gobierno, al orientar a las personas armarse con palos para reprimir a otros que decidan sumarse a la manifestación pacífica. Responsabilizamos a Miguel Díaz-Canel por el escenario de violencia que está generando con estas decisiones”.

La organización defensora de derechos humanos emitió un “mensaje urgente” de alerta “a gobiernos y organizaciones internacionales”, a quienes pide “seguimiento especial a las marchas pacíficas previstas en Cuba”.

“El régimen cubano está amenazando a los convocantes y ya hay dos casos de expulsión de sus centros de trabajo. Posiblemente, se esté preparando para retener a los activistas en sus casas, como demuestran los 2 592 sitios de viviendas documentados en lo que va de año y para reprimir a los participantes. A esto se suma el ambiente de militarización total del país”, denunció González Raga.


El director del OCDH aseguró que “existe un peligro real para la integridad física de los convocantes, que ya han recibido citaciones amenazas, y para cualquier ciudadano participante”.

El grupo contestatario Archipiélago, fundado por el dramaturgo y activista Yunior García, promueve una Marca Cívica por el Cambio en varias ciudades. Se manifestarán “contra la violencia”, por el respeto a los derechos humanos y a favor de la liberación de los presos políticos. La iniciativa fue declarada “ilícita” por el régimen cubano y sus principales activistas amenazados por la Fiscalía y otras instituciones gubernamentales.

El domingo 24 de octubre, el presidente Miguel Díaz-Canel dijo en el II Pleno del Partido Comunista que en Cuba “hay suficientes revolucionarios para enfrentar cualquier tipo de manifestación que pretenda destruir a la Revolución”.

Añadió que los castristas están “preparados y dispuestos a todo” por defender el régimen y a “ser consecuentes con la decisión invariable de Patria o Muerte, Socialismo o Muerte y la convicción más profunda de que venceremos”, añadió.

El jurista Fernando Almeyda Rodríguez y el historiador Leonardo Fernández Otaño, miembros de Archipiélago, enviaron este miércoles una carta abierta a Díaz-Canel alegando que “se nos acusa de intentar desestabilizar el país, sin embargo, el que ha desestabilizado el país es usted”.

La misiva publicada en el Facebook oficial de Archipiélago reitera que saldrán a las calles el próximo 15 de noviembre.

“El único dictado al que respondemos es al de nuestras conciencias. La única voz a la que respondemos es a la de los millones de cubanos y cubanas obligados a dedicar jornadas completas para adquirir productos cada vez más caros en una moneda que no disponen; la voz de las familias que han perdido seres queridos por la precaria condición de la infraestructura médica cubana, en la cual no se invierte lo que se debiera; la voz de los miles de trabajadores cuyos salarios no les alcanzan para llegar a fin de mes; la voz de madres, hijos y hermanos de los manifestantes del 11J procesados cual viles criminales y sancionados en juicios sumarios sin debido proceso”, añadieron.