Adolescente preso del 11J con hepatitis o leptospirosis sin atención médica

Un post en Facebook de la activista Camila Rodríguez indica que desde hace más de una semana Becerra permanece encamado en su celda, con vómitos y muy débil
Un post en Facebook de la activista Camila Rodríguez indica que desde hace más de una semana Becerra permanece encamado en su celda, con vómitos y muy débil
 

Reproduce este artículo

El prisionero político Brandon David Becerra, de 18 años, se encuentran con hepatitis o leptospirosis en la prisión conocida como 'Jóvenes de Occidente' y las autoridades no han accedido a llevarlo al hospital, denunció su madre Yanaisy Curbelo.

Un post en Facebook de la activista Camila Rodríguez indica que desde hace más de una semana Becerra permanece encamado en su celda, con vómitos y muy débil. 

"La Seguridad del Estado ha amenazado a Brandon con llevarlo "a la 120", una celda en aislamiento, sin derecho a jaba ni visita, si le dice a su mamá de su enfermedad. Brandon entonces le ha podido a su madre de favor que no publique, porque sus publicaciones lo perjudican, según le dice la SE", agrega la publicación.

De acuerdo con Rodríguez, el adolescente preso por las protestas del 11 de julio, "necesita cuidados y además, puede ser contagioso. No sólo está en peligro su vida, sino la de sus compañeros de celda".

La activista solicita que le concedan una licencia extrapenal a Becerra o que lo trasladen a un hospital.

"La UNICEF ya se reportó y los están mirando, no compliquen más este proceso", concluyó.

Su madre, Yanaisy Cubrelo, comentó la publicación: "Tristemente es así. No tengo vida. No sé cómo está. Ni cómo se encuentra. No duermo hoy. Espero a que amanezca y voy a la prisión. Dios mediante y mi hijo esté bien".

Brandon David Becerra fue detenido con 17 años el pasado 16 de julio de 2021.

"Me lo recogieron de aquí en La Habana, de la esquina de la casa, como un perro (...) Andaba con su hermano menor, de 13 años, y se les tiró una patrulla con una guagua llena de militares, como si fuera un asesino", declaró su madre a ADN Cuba en noviembre.

Se encuentra acusado de cometer una presunta “sedición”, con una petición fiscal de 18 años de privación de libertad.

Según un reporte de la organización Cubalex a inicios de diciembre, de 1292 personas detenidas en relación con las protestas del pasado 11 de julio, al menos 673 siguen en las cárceles de la Isla.

De acuerdo con la organización solamente 91 manifestantes han sido liberados con multas, 314 tienen peticiones fiscales de entre uno y 30 años de privación de libertad -122 de ellos por cargos de sedición- y 24 han sido procesados en juicios ordinarios. 

Este 20 de diciembre más de 100 familiares de presos políticos del 11J firmaron una carta entregada al Consejo de Ministros donde piden amnistía, indulto o sobreseimiento para todos los manifestantes.