Kozak denuncia acoso del régimen a periodistas Camila Acosta y Abraham Jiménez

Este 2 de noviembre, el funcionario estadounidense dedicó tuits a Acosta y Enoa, ambos reporteros especialmente perseguidos por la Seguridad del Estado en los últimos meses
Kozak denuncia acoso del régimen a periodistas Camila Acosta y Abraham Jiménez
 

Reproduce este artículo

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, denunció al régimen cubano por acosar a los periodistas independientes Camila Acosta y Abraham Jiménez Enoa.

Este 2 de noviembre, el funcionario estadounidense dedicó tuits a Acosta y Enoa, ambos reporteros especialmente perseguidos por la Seguridad del Estado en los últimos meses.

"La policía cubana esposó, desnudó y amenazó al periodista Abraham Jiménez Enoa con la cárcel y una guerra contra su familia porque se atrevió a documentar la realidad de la vida en Cuba. No hay sociedades libres sin libertad de expresión", escribió Kozak sobre el ex director de El Estornudo.

Sobre la reportera de Cubanet, el subsecretario de Estado comentó que "ha sido desalojada, multada y arrestada en repetidas ocasiones por informar sobre los abusos contra los derechos humanos del régimen de Castro. La policía confiscó sus pertenencias y destruyó su teléfono celular. Cuba no puede silenciar la verdad con violencia".

El trabajo de Acosta fue celebrado hace una semana en la campaña "Periodistas Heroicas" de la Fundación Internacional para las Mujeres en los Medios (IWMF, por sus siglas en inglés), con sede en Washington, DC. Junto a Iliana Hernández, fue seleccionada entre las más valientes de América Latina y el Caribe, según la mencionada entidad.

Kozak es uno de los funcionarios estadounidenses más activos en sus críticas al castrismo a través de redes sociales. En varias ocasiones se ha referido a la intimidación que sufren periodistas, activistas y artistas independientes, por sus labores como miembros de la sociedad civil.

Pese a estas violaciones de derechos humanos en la isla, a inicios de octubre fue elegida para formar parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Entre los 170 países que votaron a su favor estuvieron los regímenes de China, Venezuela y Corea del Norte.

Cuando presentó oficialmente su candidatura, el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla se atrevió a decir que Cuba reunía las condiciones necesarias para su ingreso al organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Este lamentable hecho sucedió a pesar de que organizaciones civilistas como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, UN Watch y Human Rights Foundation advirtieron que varias dictaduras querían ser miembros del Consejo de Derechos Humanos aunque no cumplen con normas de democracia y transparencia.