“Quinto desalojo en 8 meses”: Régimen continúa ataques contra periodista Camila Acosta
La periodista independiente denunció que por presiones de la Seguridad del Estado a los propietarios de sus rentas, en ocho meses ha sido desalojada en cinco ocasiones. “No me van a callar”, afirmó
“Quinto desalojo en 8 meses”: Régimen continúa ataques contra periodista Camila Acosta
 

Reproduce este artículo

La periodista independiente Camila Acosta, denunció en su perfil personal en Facebook este lunes (19 de octubre) que por presiones de la Seguridad del Estado cubano, lleva ya: “5 desalojos en 8 meses”.

“Esta es la 8va mudanza. Tomen nota: No me van a callar”, afirmó la reportera y defensora del establecimiento de la democracia en la Isla castrista.

La persecución contra la joven periodista por parte de agentes de la Seguridad del Estado no cesa. Una de las perversas estrategias empleadas por los funcionarios del régimen es amenazar, multar y reprimir a quienes les rentan una vivienda en la capital del país, donde reside desde hace alrededor de diez años.

A fines de julio Acosta también denunció a través de un video trasmitido por su perfil en Facebook: “la policía política me ha dejado en la calle, ha vuelto amenazar a los propietarios de la vivienda donde estaba viviendo y me han desalojado”.

“Es la segunda ocasión que me veo en la calle en menos de un mes y desde febrero hasta la fecha es la quinta mudanza, ocasionada por las presiones de la Seguridad del Estado”.

La también especialista en Comunicación del Club de Escritores y Artistas de Cuba (CEAC) recordó que “los oficiales amenazaron a los propietarios de la vivienda que habitaba desde hacía tres años, le pusieron una multa de 3 mil CUC y les informaron que si no me sacaban perderían la casa”.

“En medio de la pandemia, que las personas se resguardan, yo he dormido en distintas casas, dejando mi equipaje con amigos… Hoy me obligaron a abandonar la vivienda. He estado viviendo como si fuera una fugitiva”, señaló Acosta.

Camila Acosta fue detenida arbitrariamente, en el despliegue de la Seguridad del Estado a propósito del 10 de octubre, contra activistas, artistas y periodistas que disienten con el régimen. Durante el arresto le decomisaron su celular y luego se lo devolvieron totalmente destruido: una amenaza no disimulada.

“La impotencia de los impotentes, fue eso lo único que demostraron los esbirros de la Seguridad del Estado cubana al devolverme mi teléfono destrozado”, expresó la periodista en Facebook.

Acosta añadió: “Si [los policías] creían que con eso me apagarían, todo lo contrario. Con acciones como estas solo echan más leña a mi fuego. Un fuego que no es otro que el del ímpetu y deseos de seguir reportando desde Cuba, seguir denunciando violaciones como esta, seguir batallando por la libertad de esta tierra”.

“Ya lo he dicho: mi rebeldía es proporcional a la represión. A ver si se enteran de una vez...”, enfatizó la joven Camila Acosta, graduada de periodismo en la Universidad de la Habana y reportera del diario independiente CubaNet.

Acosta fue una de las víctimas de la represión desatada el 10 de octubre por la dictadura, cuyos agentes la detuvieron al margen de la ley.

Erika Guevara-Rosas, representante de Amnistía para las Américas, se refirió a su caso, y al de otros artistas y activistas: “Alerta Urgente- Horas después de hostigamiento policial, se denuncia la detención de la periodista cubana Camila Acosta y de la escritora Katherine Bisquet”, tuiteó.