Diez provincias de Cuba reportan casos de coronavirus

Este 3 de noviembre el Minsap informó sobre 18 casos "importados" del extranjero sin precisar de qué país proceden
 

Reproduce este artículo

Unos 65 casos positivos, de ellos 25 en Ciego de Ávila y 15 en Pinar del Río, reportó el Ministerio de Salud Pública este 3 de noviembre, lo que eleva las cifras totales a 7035.

Los 65 casos diagnosticados son cubanos, 47 autóctonos y 18 importados, aunque no se precisa de qué país vinieron. Del total, unos 60 estaban asintomáticos al momento de realizarse las pruebas de COVID-19.

En Pinar del Río, siete casos son de Consolación del Sur, seis de Guane y dos de Sandino. Mientras, todos los diagnósticos de Ciego de Ávila pertenecen al municipio cabecera.

El primero de estos territorios lleva varios días presentando el mayor número de infecciones diarias; el segundo, mantiene todavía la tasa de contagios más alta, productos de los reportes de semanas precedentes.

El gobernador de Pinar del Río, Rubén Ramos Moreno, señaló que desde el comienzo del rebrote de la enfermedad en ese territorio, "se han notificado 356 casos en todos los municipios, lo que ha generado más de 6000 contactos".

Llama la atención una notable dispersión de casos en toda la isla. Este martes Granma, Las Tunas, Camagüey, Holguín, Santiago de Cuba, Sancti Spíritus y La Habana reportaron al menos un caso nuevo de la temible enfermedad.

Se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínica epidemiológica 3618 pacientes, de ellos: sospechosos 839, en vigilancia 2249 y confirmados 530.

A pesar de que las cifras de nuevos contagios evidencian que la pandemia está lejos de ser controlada, el régimen abrió el país a los vuelos internacionales. Varias aerolíneas como JetBlue, Copa, Condor, Iberia y American Airlines anunciaron vuelos a la isla a partir de noviembre.

En ese sentido, desde el 15 de octubre todos los aeropuertos internacionales de Cuba, excepto el José Martí, de La Habana, fueron autorizados para operar vuelos comerciales regulares. El de la capital se espera que pueda empezar a operar con normalidad a partir del 10 de noviembre, aunque ello dependerá de la contención y control de la COVID-19 en la ciudad.

La llegada de vacacionistas es vital para el castrismo, debido a la grave crisis económica que atraviesa y porque el turismo es una de sus principales fuentes de ingreso.

Hasta el 2 de noviembre se mantienen 185 países con casos de COVID-19, con 46 millones 156 588 de casos confirmados a escala mundial y un millón 196 272 fallecidos.