José Daniel Ferrer: Muerte de Yosvani Aróstegui es responsabilidad total de la tiranía
Respecto a la última huelga de hambre, los activistas de Unpacu en la provincia no sabían nada, sino hasta que el ex prisionero político Virgilio Mantilla, avisa de su fallecimiento
José Daniel Ferrer: Muerte de Yosvani Arostegui es responsabilidad total de la tiranía
 

Reproduce este artículo

El coordinador general de la Unpacu, José Daniel Ferrer, responsabilizó al régimen de La Habana por la muerte del prisionero político, Yosvani Aróstegui, la semana anterior, tras una huelga de hambre de 41 días.

En conversación con ADN Cuba, el opositor reconoció que hace más de dos años este activista había perdido comunicación con la Unpacu, pero que fue muy valiente en Camagüey y participó en protestas pacíficas.

"Por desgracia fue acusado por su propia pareja de un supuesto delito de violacion y una golpiza pero él dijo que eso se lo había fabricado la Seguridad del Estado y que esta señora se había prestado para eso. Nunca pudimos saber quién mentía, tratamos de indagar, pero no pudimos. Los activistas nuestros en Camagüey hicieron algunas averiguaciones y decían que todo parecía indicar que era fabricado pero no había nada que nos permitiese saber con seguridad que era inocente completamente", agregó Ferrer.

Luego perdieron contacto con Aróstegui, cuenta el líder opositor, y en ocasiones se enteraba que realizaba huelgas de hambre, pero que le prometían que revisarían su causa y nunca lo llegaron a hacer realmente.

"Después viene mi prisión pero ya habíamos perdido el contacto. Nunca tuvimos copia de sentencia, ningún familiar nos contactó, ni testimonios que avalaran su Inocencia, nunca pudimos asumirlo como prisionero político, aunque lo perseguían constantemente. Le habían matado a su caballo Malangón y lo habían diagnosticado como esquizofrénico en un hospital psiquiátrico. Al perder la comunicación con el tiempo dejamos de tener noticias de él y a veces nos enterábamos de sus huelgas", añadió.

Asimismo dijo que respecto a la última huelga de hambre, los activistas de Unpacu en la provincia no sabían nada, sino hasta que el ex prisionero político Virgilio Mantilla, avisa de su fallecimiento.

"Una lamentable muerte responsabilidad del régimen. Un proceso en su contra nada claro y posiblemente amañado", concluyó Ferrer.

Yosvany Aróstegui Armenteros falleció en el hospital Amalia Simoni, de Camagüey, el pasado 7 de agosto, después de 40 días en huelga de hambre.

Tras su fallecimiento, el cuerpo del opositor fue cremado. Según el activista Juannier Rodríguez, la Seguridad del Estado no permitió que “algunos opositores” asistieran al funeral.

A Aróstegui Armenteros “le conocían por ser aquel opositor que iba a las protestas con un carretón lleno de activistas”, agregó el activista en su post de Facebook. “Cuando hice por primera vez amigos opositores en Camagüey, fue en su casa donde me quedé”, también apuntó.

Hasta su muerte, el opositor cubano fue miembro del Frente de Resistencia Orlando Zapata Tamayo. En 2016, su nombre formaba parte de la lista de presos políticos difundida tras la visita del expresidente estadounidense Barack Obama a Cuba.