Declaraciones de embajador europeo en Cuba “dañan credibilidad de diálogo con UE”: directivo de HRW

A ojos de un directivo de Human Rights Watch, que el representante del bloque comunitario europeo en La Habana no considere al régimen una dictadura hace desconfiar de los diálogos Cuba-UE en materia de derechos humanos
Alberto Navarro, embajador de la UE en Cuba
 

Reproduce este artículo

Las recientes declaraciones del embajador de la Unión Europea (UE) en Cuba, Alberto Navarro, en las que aseveró que no considera al régimen de la isla como una dictadura, “dañan la credibilidad de los diálogos Cuba-Unión Europea sobre derechos humanos”.

Así lo definió el director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW) para las Américas, José Miguel Vivanco, quien además calificó las declaraciones de Navarro de “inadmisibles”.

“El embajador de la Unión Europea en Cuba (@UEenCuba) ‘no considera que Cuba sea una dictadura’. Estas inadmisibles declaraciones dañan la credibilidad de los diálogos Cuba-Unión Europea sobre derechos humanos”, escribió Vivanco en Twitter, donde decenas de usuarios han opinado de manera similar a él.

Para muchos, las declaraciones de Navarro obedecen a conveniencia o desinterés político, por lo que puede no ser la persona idónea para representar al bloque comunitario europeo en la mayor de las Antillas.

“Yo no considero que Cuba sea una dictadura. No puedo andar dando calificativos y menos del gobierno en el que estoy acreditado”, declaró el diplomático en una reciente entrevista con Cubanet, en la que además evitó referirse al estado de la democracia, las libertades y los derechos humanos en la isla porque, según dijo, no le correspondía hacer esos juicios.

Pese a ello, Navarro sí se refirió al embargo estadounidense sobre el régimen. “Me parece no solamente contrario al derecho internacional, porque además se aplica fuera de las fronteras de Estados Unidos, se nos aplica a los europeos, a las empresas, a los ciudadanos europeos no solo a los cubanos, sino que además es ilegal, contrario al derecho internacional, me ha parecido siempre inmoral”, señaló.

Al respecto, negó que hubiese dado autorización para firmar una carta de intelectuales y activistas cubanos con posiciones cercanas al castrismo, que pedía el fin del bloqueo y que el presidente Biden diera concesiones unilaterales al régimen.

“Yo no he firmado esa iniciativa, yo no sé por qué hay gente que dice eso”, enfatizó.

Debido a esa supuesta firma, la delegación del Partido Popular español (PP) en el Parlamento Europeo pidió a la UE la destitución de Navarro. Según reportó ABC Internacional, en una carta enviada al Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, “se critica la participación de Navarro, junto a cientos de artistas, intelectuales, y profesionales de la isla, en una carta enviada al nuevo presidente de EE.UU., Joe Biden, en la que se solicita que se levante el embargo estadounidense a la isla”.