Freemuse exige libertad del rapero cubano Didier Almagro

Didier Almagro, de 23 años de edad, fue condenado por participar en un cacerolazo pacífico tras un corte de electricidad en Placetas, municipio de la provincia Villa Clara
Didier Almagro, rapero y preso político cubano
 

Reproduce este artículo

La organización internacional Freemuse exigió este 1 de diciembre al régimen de Cuba la libertad del rapero y opositor Didier Almagro, condenado a tres años de prisión.

Almagro, de 23 años de edad, cumple su sentencia por participar en un cacerolazo pacífico durante un corte de electricidad en Placetas, municipio de la provincia Villa Clara. Fue arrestado, “golpeado y se le negó el derecho a hablar con su familia”, denuncia la ONG que aboga por la libertad artística y de expresión en todo el mundo.

Según Freemuse, “en el juicio, a Didier también se le negó el acceso a apoyo legal y documentos oficiales de la corte”.

El joven está encarcelado en un penal de máximo rigor “donde ha sido amenazado por las ideas políticas que expresó a través de su música y por alzar la voz pidiendo mejores condiciones en prisión”.


La organización denunció que “a Didier se le ha negado atención médica a pesar de haber sido objeto de palizas por parte de los funcionarios de prisiones. Desde enero de 2021, también se le impide hablar con su familia y abogados. ¡Todo por sus expresiones políticas y artísticas!”

Freemuse pidió unirse en un “llamado para la liberación inmediata de Didier y la retirada de todos los cargos en su contra”, e instó a firmar una petición a favor del rapero.

La ONG denunció en su informe sobre el Estado de la Libertad Artística 2020 que el pasado año en Cuba “al menos 22 artistas fueron detenidos arbitrariamente por defender su derecho a la libertad de expresión o de reunión. (…) Los opositores al Decreto 349, principalmente los asociados al Movimiento San Isidro continuaron enfrentando persecución sistemática”, expuso Freemuse.

En el último reporte anual señala que el régimen cubano “debe garantizar el ejercicio sin obstáculos de la libertad de expresión, asociación y reunión, así como el derecho a juicios justos y la protección de las personas detenidas”.

Freemuse es una ONG surgida en Copenhague (Dinamarca), que defiende y promueve la libertad de expresión artística y asiste a artistas en riesgo. Desde el 2012 tiene un estatus consultivo especial con el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (Ecosoc) con el cual trabaja proporcionando información, orientación y otros datos resultantes de sus monitoreos periódicos.

En Cuba, el Movimiento San Isidro, formado por activistas y artistas independientes que abogan por el respeto a los derechos humanos la democracia, está nominado al Premio Freemuse a la Libertad de Expresión Artística 2021, que entregarán en los últimos días del año.