"Tenían que respetar las leyes": viceministro de Salud de Sudáfrica sobre golpiza a estudiantes

Sibongiseni Dhlomo declaró que los estudiantes sudafricanos en Santa Clara "habían estado de fiesta toda la noche y habían sido advertidos por las autoridades".
Sibongiseni Dhlomo.jpg
 

Reproduce este artículo

Los estudiantes sudafricanos agredidos por la policía en Cuba "tenían que obedecer las leyes, pero no lo hicieron" aseguró este 1 de diciembre al Parlamento de Sudáfrica el viceministro de Salud, Sibongiseni Dhlomo.

Al dirigirse al Consejo Nacional de Provincias, Dhlomo advirtió que los estudiantes "habían estado de fiesta toda la noche y habían sido advertidos por las autoridades". La noticia del asalto se conoció a principios de noviembre cuando un video del incidente circuló en redes sociales.

El funcionario confirmó que los estudiantes estaban en un albergue en Santa Clara cuando ocurrió el incidente. “Fueron golpeados por la policía en el campus durante una fiesta de cumpleaños que se suponía terminaría a las 9:00 p. m., pero continuó hasta las primeras horas de la mañana”.

“Aún no se sabe quién llamó a la policía. Sin embargo, los estudiantes indicaron que los uniformados les dijeron que bajaran la música porque estaba demasiado alta”, añadió.

Pretoria recibió información de que La Habana estableció una comisión para investigar el incidente. “Nos han informado” que la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara “estableció una comisión para investigar los sucesos. Tenemos una reunión con el agregado en Cuba esta semana”, agregó.

Dhlomo sugirió que los estudiantes malinterpretaron los códigos de conducta en la isla, muy distintos de los sudafricanos, lo que llevó a la violación de las normas cubanas y la actuación de la policía.

A inicios de noviembre, en redes sociales circularon ampliamente videos de la violenta represión policial contra los estudiantes sudafricanos. En uno de ellos, un policía abofetea a un hombre que está parado en medio del cuarto, y posteriormente más de cuatro policías comienzan a golpear a otro estudiante.

En el lugar habría entre seis y diez policías y al menos dos miembros de las llamadas "Tropas de Prevención" de las Fuerzas Armadas, conocidos como Boinas Rojas.

Una fuente, que pidió no ser identificada, contó a ADN Cuba que dentro de la residencia estudiantil se celebraba una fiesta y personas ajenas a la universidad intentaron colarse. Los agentes de seguridad y protección del lugar no permitieron la entrada y tras un altercado llamaron a la PNR.

El régimen también dio su versión oficial de la golpiza. "Fue un momento muy difícil, no se podía dialogar con ellos y decidimos pedir refuerzos para poder actuar de otra manera, para poner orden a lo que aquí estaba sucediendo, que fue una indisciplina grave, con agresiones verbales a personas que se encontraban en el turno de guardia", indicó una profesora.