Ferrer y activistas en huelga de hambre por cerco y agresiones a Unpacu

Cuatro activistas de la Unión Patriótica de Cuba iniciaron una huelga de hambre en protesta por el incremento de la represión contra ellos y las personas vulnerables que atienden en la sede nacional de la Unpacu
Ferrer y activistas en huelga de hambre por cerco y agresiones a Unpacu. Imagen de portada: Foto de archivo, tomada de ABC
 

Reproduce este artículo

El opositor y ex prisionero político cubano, José Daniel Ferrer, informó este sábado 20 de marzo a través de sus redes sociales que inició una huelga de hambre, junto a otros activistas de Cuba Decide y el Partido del Pueblo, “en protesta por el incremento de la represión contra ellos y las personas vulnerables que atienden en la sede nacional de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu)", en la provincia de Santiago de Cuba.

En declaraciones a ADN Cuba, Ferrer señaló que ante las agresiones contra activistas, contra su familia y las personas que viven en extrema pobreza y atienden en la Unpacu, decidieron declararse en huelga de hambre cuatro personas: la doctora Nelva Ismarays Ortega, Ebert Hidalgo y su hijo Ebert Luis quien fue brutalmente golpeado por cuatro sicarios de la dictadura y multado arbitrariamente, y él.

“Este es al recurso extremo al que acudimos para llamar la atención del mundo y vean lo que sucede aquí en Altamira (Santiago de Cuba) en la sede de la Unpacu: golpean niños, golpean y detienen mujeres, le prohíben el paso a más de doscientas personas para que no obtengan los alimentos o medicinas, tiran piedras a la casa, organizan actos de repudio; gritos, ofensas, ataques de todo tipo. Molestan, acosan, persiguen a los vendedores de la zona y no les permiten que compremos sus productos, les dicen que van a ser multados y les van a intervenir sus negocios…”, explicó Ferrer.

“Las tiranía no nos deja otra opción que hacer esta huelga”, subrayó el líder opositor.

Ninguno de los miembros de UNPACU puede transmitir en vivo ni publicar videos pues les han reducido el acceso a Internet.

La organización Prisoners Defender, también alertó en sus redes sociales sobre la situación de los activistas a favor de la democracia en la isla. “¡Atención! José Daniel Ferrer y la UNPACU inician huelga de hambre por la represión masiva en Altamira, Santiago de Cuba, en la sede de la Unión Patriótica de Cuba. Represión contra niños, mujeres, ancianos, cientos de personas, con agresiones. Solidaridad.

Por su parte, el coordinador del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara, expresó en su perfil de Facebook: “Mi compromiso con la UNPACU se meten con uno y se meten con todos, estamos conectados”.

 

José Daniel Ferrer, denunció que la sede de la organización lleva días con cerco policial y se suceden las detenciones de opositores afiliados a ella. En comunicación con Cuban Prisoners Defender, aseguró que la policía impide llegar a todos los que se acercan al lugar, en busca de alimentos y atención médica, ya sean mujeres, ancianos o niños.

La policía atacó a uno de los activistas, Liuban John Ultra, “le produjeron lesiones visibles en un hombre, en una pierna, la rodilla”, aseguró Ferrer. Agentes castristas también apalearon al activista José Daniel Ferrer Cantillo, hijo del líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), cuando intentaba asistir a un miembro de la organización acosado por los agentes.

Ferrer padre denunció este 19 de marzo el atropello en redes sociales y agregó que contra su hijo utilizaron piñazos, patadas e incluso piedras, en lo que viene siendo una ola de acoso y persecución para amedrentar a la organización opositora.

En total, van más de 30 detenciones en los últimos cuatro días y Ferrer y su familia deben aguantar actos de repudio orquestados por la Seguridad del Estado en las inmediaciones de su casa.

Desde hace un mes, la UNPACU denuncia un aumento de la represión contra sus integrantes luego de que comenzara con su iniciativa de ayuda a la población más pobre de Altamira, quienes reciben, gratis, alimentos y mascarillas contra el coronavirus.

 

*Imagen de portada: Foto de archivo, tomada de ABC