Régimen cubano acosa a preso político Pablo Moya en prisión
El prisionero político cubano Pablo Moya Delá, de 65 años, no ha recibido atención médica en la cárcel de Boniato a pesar tener la tensión alta y los oficiales le confiscaron sus libros
Régimen cubano acosa a preso Pablo Moya en cárcel de Boniato en Santiago de Cuba
 

Reproduce este artículo

El prisionero político cubano Pablo Moya Delá, de 65 años, no ha recibido atención médica en la cárcel de Boniato a pesar tener la tensión alta y le confiscaron sus libros.

Según informó Dayneri Moya García, su hijo, al también opositor Zaqueo Báez, a Moya Delá se le desestabilizó la tensión arterial en la prisión y en lugar de llevarlo al hospital lo internaron en una celda de aislamiento.

“Hijo del #PresoPolítico Pablo Moya Delá me informa lo sigte :

Le sube la presión arterial a Pablo Moya en la prisión de Boniato. Los reclusos tocan candado y dan voces para que Moya fuese trasladado al hospital de dicho centro. Minutos después sacaron a Pablo mi padre, pero no para el hospital sino para una celda de aislamiento. Desde la madrugada. A mi padre no le queda más remedio que orar y pedirle al DIOS TODO PODEROSO. logrando así estabilidad en la tensión arterial. Así lo dio a conocer Pablo MOYA tras una llamada telefónica realizada desde la prisión de Boniato a su hijo Dayneri Moya Garcia”, escribió Báez en un post de Facebook. 

El régimen también le confiscó sus libros como una forma de reprimir al veterano activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

“En días anteriores se Le fue confiscado, (robado),por los guardias del penal. Algunos libros y documentos. Y la redacción de un proyecto unionista entre Cuba, Nicaragua y Venezuela. Proyecto que busca y tiene como objetivo, la unidad y la LIBERTAD de éstas sufridas naciones que sufren los impactos y la crueldad de regímenes tiránicos”, continuó explicando Báez.

Según las informaciones del hijo de Moya Delá, su padre fue trasladado al Destacamento 6 de la prisión de Boniato y sigue sin recibir atención sanitaria.

Moya Delá fue trasladado al centro penitenciario Boniato, la prisión más severa de Santiago de Cuba a fines de diciembre del 2020.

El traslado supuestamente se debe con el estado de salud de este miembro de la oposición cubana; quien es hipertenso y cardiópata. Estando en la cárcel se le detectaron unas manchas negras en las manos. 

"En más de una ocasión me negaron pasarle medicamentos; otras veces retrasaron la entrada con vanos pretextos e incluso le han negado asistencia médica", denunció a Cubanet Moya García.

Este 30 de diciembre, familiares de Moya Delá se apersonaron en Boniato, donde les indicaron que fue trasladado allí para recibir atención médica.

El activista de la Unión Patriótica de Cuba y promotor de Cuba Decide, fue detenido en septiembre anterior y cortaron así una protesta que protagonizara pacíficamente, en la que exigía el cese de la represión y el abastecimiento en tiendas estatales de insumos de primera necesidad.

A Moya Delá lo mantuvieron varios días recluido en la Oncena Unidad de San Miguel, y luego lo trasladaron en huelga de hambre y en calidad de 'ilegal', hacia Santiago de Cuba.

El anciano ha realizado su 'activismo pacífico' sobre todo en la capital, donde residía desde hace algunos años con su esposa.