Familia opositora de Holguín denuncia acoso de las autoridades
A inicios de julio, un grupo de personas seguidoras del régimen cubano protagonizaron una golpiza contra la familia opositora
Familia opositora de Holguín denuncia acoso e indiferencia de las autoridades
 

Reproduce este artículo

La familia de opositores Maydolis Leyva, Ana Iris Miranda Leyva, Ada Iris Miranda Leyva, y Fidel Manuel Batista Leyva continúan denunciando el acoso y agresiones por parte de la Seguridad del Estado de los que son víctimas en Holguín.

Según declararon a Radio Martí, el acto represivo más reciente contra ellos aconteció este martes, cuando inspectores de la campaña antivectorial se presentaron en la casa muy temprano y los activistas pidieron que regresaran más tarde porque había menores durmiendo.

"Los inspectores se fueron pero cuando volvieron estaban acompañados de un supervisor y nos dijo que como nos negamos a la visita nos acusaría por propagación de epidemias", contó Ana Iris a ese medio.

La opositora también lo denunció con imágenes en sus redes sociales.

 

 

"Dos funcionarios de la Campaña Antivectorial nos han amenazado con un fraudulento delito de propagación de epidemia"; en complicidad con los esbirros de la Seguridad del Estado y sus violentos grupos de respuesta rápida de la ciudad de Holguín. El supervisor no traía solapín identificativo; y el otro individuo lo ocultó", escribió Miranda Leyva en su Facebook.

A inicios de julio, un grupo de personas seguidoras del régimen cubano protagonizaron una golpiza contra la familia opositora.

En los videos se observa cómo ocurre un intercambio de palabras en la calle que se va convirtiendo en un acto de repudio contra la familia, tras terminar en golpes.

Fidel Manuel Batista, contó en esa ocasión que fue víctima de agresiones junto a sus hermanas. "Nos sacaron sangre en la esquina de nuestra casa. Fueron chivatos de la Seguridad del Estado. Sacaron tubos, machetes y palos de escoba".

El opositor explicó que nadie del barrio, ni la policía, intervinieron para evitar la golpiza que les estaban propinando. Al contrario, se unieron al lamentable acto.

"Nadie intervino. La gente lo que hizo fue apoyarlos con consignas comunistas. La vida de nosotros corre peligro y estamos solos", denunció.

Desde finales de junio, ADN Cuba publicó información sobre amenazas para la vida de estas personas.

No es la primera vez que esta familia enfrenta actos violentos tanto físicos como verbales, así como amenazas por parte de agentes policiales o de la Seguridad.

Otro incidente tuvo lugar mientras Ada Iris Leyva se encontraba en una cola y un agente de la Seguridad del Estado llamado Raúl, abogado militar en dicha institución y residente en el edificio de la calle Narciso López (Apartamento 8) / Coliseo y Río, empezó a vociferarle ofensas morales y políticas.