Régimen pide 18 meses de prisión para activista de la Unpacu
La Fiscalía retomó el proceso en contra del activista de la Unpacu Roilán Álvarez Rensoler y pide una sanción de 18 meses de privación de libertad por el supuesto delito de desobediencia
Roilán Álvarez
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano retomó el proceso en contra del activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) Roilán Álvarez Rensoler y pide una sanción de 18 meses de privación de libertad por el supuesto delito de desobediencia.

Álvarez fue notificado el martes por un funcionario del Tribunal Municipal Popular del municipio Mella, en Santiago de Cuba, quien acudió a su casa para comunicarle la decisión judicial de retomar el caso y advertirle que tenía cinco días para buscar un abogado.

En la petición fiscal entregada a Álvarez se afirma que éste se negó a entregar su carné de identidad el pasado 14 de abril al jefe de sector Félix Elías Arévalo, y que, además, participa en juegos ilegales como dados, bolita y peleas de gallos.

Pero el activista, citado por Cubanet, asegura que todo es parte de un “teatro de la policía política” para presionarlo a abandonar la oposición. 

“Todo ocurrió el día que me citaron verbalmente. Yo me presenté y varios esbirros armaron un show en mi contra… el policía que me acusa me ofendió e intentó golpearme y ahora resulta que soy yo el que cometió un delito”, explicó Álvarez, quien fue citado el 14 de abril para ser interrogado por agentes de la Seguridad del Estado en Mella, donde reside.

Según narra, en testimonio recogido por el citado medio independiente, fue recibido por el jefe de sector que le convocó, los agentes que le interrogarían y un oficial con el grado de mayor, que a la postre fue quien le informó que sería procesado por el presunto delito de “desobediencia”.

Luego de estar aislado 14 días por sospechas de coronavirus, Álvarez iba a ser juzgado el 1 de junio, pero el juicio fue postergado a decisión del Tribunal porque se requerían más pruebas que demostraran la presunta culpabilidad.

“Ahora me dicen que busque abogado y que en cinco o siete días volverán a hacer el juicio. Según ellos, yo juego dados y bolita, no trabajo y soy un antisocial, pero yo me niego a buscar un abogado que al final es parte de la misma dictadura que me quiere condenar. 

El verdadero delincuente es Raúl Castro y voy a enfrentar todas esas infamias con mi única verdad: soy opositor pacífico a la dictadura y lucho todos los días por la libertad de mi pueblo”, comentó el activista, para quien todo es una falsa y un montaje en su contra.

De 34 años de edad, Álvarez ya fue encarcelado en 2013 por el supuesto delito de robo. Sin embargo, tras hacer una huelga de hambre como protesta por su encierro, el cual consideró injusto, fue liberado.

Según la Unpacu, éste ha sido uno de sus miembros más golpeados y agredidos por las fuerzas represivas del régimen cubano, que en las últimas semanas, denuncia la organización, ha incrementado el cerco contra sus sedes y las detenciones a sus miembros.