Familia opositora continúa bajo presión y amenazas en Holguín

No es la primera vez que esta familia enfrenta actos violentos tanto físicos como verbales, así como amenazas por parte de agentes policiales o de la Seguridad
Familia opositora continúa bajo  presión y amenazas en Holguín
 

Reproduce este artículo

Varios días  hace que Ana Iris Miranda Leyva, expresa política y prisionera de conciencia, así como el resto de su familia, incluidos al menos dos menores de edad, se encuentran bajo asedio y amenazas por parte la Seguridad del Estado cubana.

Según refiere la opositora, desde el pasado 18 de junio varias personas se reúnen cada noche en la vivienda perteneciente a los ciudadanos Anna Karine Rodríguez Martínez y Mario Osorio Silva, del cuerpo parapolicial denominado "grupo de respuesta rápida", quienes arrojan huevos hacia su casa, ofenden y amenazan de muerte a todos en la familia.

La también represente del Comando Olegario Charlot Spileta, denuncia que agentes de la PNR se presentan en el lugar acompañados además de varios efectivos de las fuerzas de prevención también conocidos como boinas rojas

"Nos mandaron a salir de la vivienda y nos sujetaron para que nos dieran golpes el grupo de respuesta rápida. Uno de ellos, llamado Oscar Ramírez González, esposo de Dailen Cabrera traía un cuchillo escondido en la espalda e intentó apuñalar a mi hermano Fidel Manuel Batista Leyva aprovechando que un policía lo tenía llaveado", asegura Ana Iris.

No es la primera vez que esta familia enfrenta actos violentos tanto físicos como verbales, así como amenazas por parte de agentes policiales o de la Seguridad.
 

 

“Nos encontrábamos haciendo la cola para comprar el pan. Fuimos asediados por las patrullas 496 y 470 tripuladas por policías y boinas rojas así como por el carro operativo de la DICO 733, varios integrantes de los grupos de respuesta rápida y esbirros de la Seguridad del Estado".

Al parecer, informa la opositora, el operativo tenía como objetivo brindar protección al represor llamado David, miembro del grupo parapolicial y quien en varias ocasiones ha amenazado de muerte a los miembros del frente Olegario Spileta.

"Este esbirro rompió una botella y con el filo hizo gestos de degüello mientras nos miraba con odio genocida", agrega.

Miranda Leyva también asegura que estas amenazas ocurren ante la vista de los agentes de orden público y que son además apoyadas por las fuerzas represivas.

Tampoco los niños de la familia han escapado de estas presiones.

"Han amenazado a mis niños, me gritan que me los van a quitar y a meternos en la cárcel".

El incidente tuvo lugar mientras Ada Iris se encontraba en una cola y el represor de la Seguridad del Estado llamado Raúl, abogado militar en dicha institución y residente en el edificio de la calle Narciso López (Apartamento 8) / Coliseo y Río, empezó a vociferarle ofensas morales y políticas.

"Incluso me dijo: Pronto te van a meter presa y te quitarán los niños. Holguín completo sabe que hace 3 cursos tus hijos no van a la escuela".

Cuenta que este hombre estaba acompañado por el represor comunista Benedo Francisco Morffe Rodríguez, quien fue "testigo protegido" de la Fiscalía en el proceso penal que los encarceló durante el luto de Fidel Castro.

Ada Iris afirma que no manda a sus hijos a la escuela pues teme por la vida, integridad física, psicológica y moral de los menores.

"El mundo entero sabe que mis hijos no pudieron seguir en la escuela porque su vida corría allí grave peligro de muerte debido a las numerosas golpizas y actos de repudio; y que tales agresiones eran de conocimiento cómplice de la corrupta ministra de educación Elsa Velázquez Cobiella".

El mismo trato está recibiendo María Casado Ureña quien mantiene relaciones de amistad con la familia de Miranda Leyva.

"La vida de María está en peligro solo por relacionarse con nosotros; por defendernos y ayudarnos, cuando la gran mayoría de los que nos rodean son enemigos, mientras que otros no nos reprimen pero tampoco tienen valor ni para saludarnos por miedo a que el régimen comunista arremeta también contra ellos".

En lo que va de mes, al menos otros tres ataques ha recibido esta familia que se encuentra en total indefensión ante la violencia desatada por el régimen que impera en el país.

"Responsabilizamos por la vida, la libertad, integridad física y moral de María Casado Ureña, Maidolis Leyva Portelles, Fidel Manuel Batista Leyva, Ada Iris Miranda Leyva y Ana Iris Miranda Leyva integrantes del comando Olegario Charlot Spileta, a todos los represores de los grupos de respuesta rápida, a la PNR, las FAR, a la Seguridad del Estado en la persona del teniente coronel Alejando jefe de enfrentamiento de ese órgano represivo, así como al gobierno y al partido de la ciudad de Holguín, al dictador Raúl Castro Ruz  y a su testaferro Miguel Díaz Canel", dijo.

Desde su precaria situación la familia Miranda Leyva también se une en apoyo solidario a los hermanos Ruiz Urquiola, a la Unpacu y a todos los prisioneros políticos que sufren en cárceles comunes bajo la opresión del régimen de La Habana.

Recomendaciones

 

Relacionados