Esteban Rodríguez sitiado: “Hace 20 días mi hija debe ir sola a la escuela”

El activista y comunicador independiente Esteban Rodríguez denunció otra vez el cerco y el acoso al que la policía política somete a su familia, afectando la vida de sus hijas menores de edad
Esteban Rodríguez sitiado por policía castrista. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El activista y comunicador independiente Esteban Rodríguez denunció otra vez el cerco y el acoso al que la policía política somete a su familia, afectando la vida de sus hijas menores de edad.

Rodríguez, colaborador de ADN Cuba con directas en las rede sociales en las que transmite la vida de los barrios de La Habana, también fue uno de los huelguistas de hambre que se plantaron en el Movimiento San Isidro (Habana Vieja) exigiendo libertad para Denis Solís.

Este martes, denunció que los agentes del régimen, arbitrariamente “no quieren permitir que uno salga de la casa, a cualquier cosa”.

“Ahora mismo yo tengo que llevar a mi hija a la escuela y no puedo hacerlo, ni llegar a la esquina a acompañarla y ver cómo camina hasta la escuela [primaria] Camilo Cienfuegos, en lo último de [la calle] Cuba”, dijo.

Explicó que temprano en la mañana intentó encaminar a su hija menor, y “armaron un espectáculo”.

“Parecía que yo era un criminal (…). La niña tuvo que presenciar un acto feo”, lamenta Esteban, quien explicó que apenas lo vieron los agentes castristas, se le abalanzaron diciendo: “¡No! A dónde tú vas, no te muevas”.

¿Qué cosa es eso?, se pregunta el activista, quien solo pretendía acompañarla a encontrar un bicitaxi para que llegara al centro estudios, que le queda distante varias cuadras.

“Bastante paciencia hemos tenido [los asediados] y hemos soportado esta situación que es supercomplicada (…). Desde que salimos de la huelga de hambre nos tienen detenidos en contra de nuestra voluntad dentro de nuestras casas”.

Rodríguez aseguró, además, que las autoridades con sus arbitrarias acciones “tratan de virar a los vecinos en contra de uno, para que se sientan mal, de hacernos la vida insostenible”.

El joven denunció que la campaña difamatoria contra ellos ha llegado hasta las escuelas, donde han dicho mentiras sobre el MSI a los estudiantes.

“La niña mía de secundaria, que es la mayor, salió en el Noticiero, la pusieron en el Noticiero sin permiso de sus padres, la expusieron poniendo su rostro sin importarle que después los alumnos, por cualquier razón o impulsados por el profesor, podrían hacerle bullying”.

“Temo que le hagan algo a mi hija o a mi esposa porque son capaces de cualquier cosa”, lamentó Esteban Rodríguez en su directa por ADN Cuba.

“¿Es necesario que mis vecinos, que todo el mundo tenga que convivir día a día con una patrulla parqueada en la puerta?”

En el video, se ve al menos a dos autos de la Policía Nacional Revolucionaria y motocicletas con agentes apostados cerca de la entrada del edificio de Rodríguez. Además de los uniformados, se observa a una pareja de civil perteneciente a la Seguridad del Estado, que luego son relevados por otro individuo, todo lo cual filma el joven activista.

También refirió que llevaron mujeres oficiales para enfrentar a su pareja si decidía salir de casa, entre ellas una capitana del grupo represivo mal llamado “Marianas”.

“Mi esposa Zuleidis Gómez Cepero tampoco puede salir de la casa, por lo que mi hija lleva yendo a la escuela sola más de 20 días”, denunció Esteban Rodríguez, quien pidió que se pronuncien las organizaciones internacionales.

“No tienen orden de aprehensión, nada en contra mío, solo el encargo de hostigar y amenazar a personas que piensen diferentes. Si no he cometido ningún delito, por qué razón tengo q estar encerrado en mi casa, porque a ellos les da la gana (…) ¿Por qué me hostigan?”

También cuestionó que, en la televisión estatal cubana donde atacan al MSI, no ponen las imágenes de la represión y el sitio policial.

En su barrio, además de las asignadas para impedir su derecho al libre movimiento, asegura que hay otro carro patrullero en la esquina contraria, para vigilar a la madre de la hija del rapero Maykel Osorbo, aunque este activista se encuentra refugiado en otro lugar. Los agentes de la policía y la Seguridad del Estado, en gran número hacen guardia las 24 horas en la cuadra, sobre todo apostados en la puerta de la tienda de diseño Clandestina, lugar que los represores utilizan, según Esteban Rodríguez, para “cargar los celulares”.

“La excusa es que estoy bajo investigación, pero sin presentarme ningún documento, sin venir un fiscal a mi casa…”