Carta pide la excarcelación del preso político Silverio Portal

Una carta dirigida al presidente del régimen cubano pide que se excarcele al preso político Silverio Portal por su grave estado de salud
Carta pide la liberación del preso político Silverio Portal
 

Reproduce este artículo

La sociedad civil cubana mediante una carta, dirigida al presidente del régimen cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, pide que el preso político Silverio Portal culmine su condena en su domicilio.

El delicado estado de salud de Silverio y el avance de la pandemia del nuevo coronavirus figuran como las causas para impulsar esta misiva y la firma de la misma por diferentes organizaciones de derechos humanos e incluso cubanos de a pie. Así lo dejó ver Lucinda González Gómez, esposa del prisionero, en declaraciones para Radio Televisión Martí: “Ha habido unión porque todo el mundo ha dado su firma. Lo han hecho muchas organizaciones y han firmado hasta gente de pueblo”.

Las autoridades médicas que laboran en la prisión 1580 de San Miguel del Padrón en la capital de la Isla, sitio donde se encuentra Portal Contreras, han recomendado su excarcelación y la misiva lo explica. 

González Gómez en referencia al sentido de esta carta dijo que: “Es una súplica por su libertad, ya que en estos momentos es uno de los presos políticos con peores condiciones y realmente se teme por la vida de Silverio. Él era un roble y ahora está arrugadito”.

Portal Contreras cumple sentencia de cuatro años por supuesto desacato y desorden público, pues protestó ante la incapacidad del gobierno cubano para arreglar edificios en ruinas; por esto la carta resalta que no cometió delitos de sangre, violencia o hurto y su caso merece atención inmediata.

El pasado 10 de agosto ADN Cuba publicaba que la esposa del opositor cubano pidió a la dictadura una constancia de fe de vida de Silverio ante la ausencia de noticias sobre su salud.

Con anterioridad Silverio había sido internado por problemas de hipertensión arterial. Según una publicación de Lucinda en su perfil de Facebook, el opositor “fue llevado para enfermería con la presión alta (280 con 130) debido a una fuerte discusión con una señora que le dijo que era fiscal y el represor que lo reprime dentro de la prisión (PEDRO)”.

En febrero fue la última vez que Lucinda pudo visitar a su esposo y teme que quien le llama de la cárcel no sea Silverio. Ella contó al medio de prensa que cuando escucha las grabaciones le parece que la voz es de otra persona: "Me puse a oírlo bien y la voz me es confusa”.

La situación de salud de Silverio es delicada y la pérdida total de la visión es inminente luego de una golpiza que le propinaron los carceleros y que le hizo perder la visión de uno de sus ojos. Su esposa asegura que en varias visitas a la prisión le han impedido dejar medicamentos a pesar de que el preso de conciencia los necesita para el corazón y la hipertensión.

A inicios de julio la activista solicitó la sentencia de su esposo, quien lleva más de dos años recluido arbitrariamente, con el objetivo de hacer una revisión de causa y mandarla a abogados internacionales para ver cómo se canaliza la libertad del cubano.