"Esperamos que Cuba respete las libertades individuales": Federica Mogherini
​​​​​​​Federica Mogherini se pronunció en el debate sobre el caso de José Daniel Ferrer en el Parlamento Europeo, y dijo estar orgullosa de la relación que ha establecido el bloque con Cuba
Federica Mogherini
 

Reproduce este artículo

Federica Mogherini, alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea (UE), habló este jueves en el Parlamento Europeo, durante la asamblea que aprobó una resolución a favor de la libertad del opositor cubano José Daniel Ferrer García y los derechos humanos en Cuba.

“Esperamos que Cuba respete las libertades individuales de todos los ciudadanos y la dignidad humana, incluyendo el derecho a un juicio justo”, dijo la diplomática, y aseguró que “en estos años nunca nos hemos abstenido de debatir casos como el del Sr. Ferrer”.

Dijo también estar orgullosa de haber abierto una “nueva fase” en las relaciones con Cuba durante su mandato “con el completo apoyo”— enfatizó— de todos los estados miembros de la Unión. Del mismo modo se declaró orgullosa de lo que llamó un “compromiso crítico con el liderazgo cubano”, lo cual ofrecería a Europa la oportunidad de fortalecer la cooperación, y debatir abiertamente los desacuerdos y “hacer algo” al respecto.

Podemos acompañar al país en su modernización (...) a medida que reforma su modelo político y económico, construyendo su economía sobre bases más sólidas, ayudando a los cubanos a construir un país donde todos disfruten de las mismas libertades y derechos”, comentó.



El Parlamento Europeo aprobó este jueves una resolución que pide la liberación inmediata de José Daniel Ferrer.

El debate dejó un saldo de 382 votos a favor, 243 en contra y 42 abstenciones. Además de la libertad de Ferrer, los eurodiputados reclamaron “que se le permita acceder a un abogado, ponerse en contacto con su familia y recibir información sobre los motivos en que se basa su detención”, y se mostraron preocupados por “la situación general de los derechos humanos en Cuba”, y las constantes denuncias de acoso contra la oposición pacífica, los periodistas independientes, y activistas de la sociedad civil.

 

 

Mogherini visitó a Cuba a principios de septiembre, con el objetivo de revisar el Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la UE y Cuba.

Al finalizar su visita, definió los tiempos actuales como “inciertos” y aseguró que el grupo de países que ella representa valora “mucho que nuestros socios, como Cuba, compartan nuestro compromiso con el multilateralismo y con un sistema internacional basado en normas”.

“En los últimos años, nuestra cooperación se ha centrado en los objetivos que consideramos más pertinentes para ambas partes, a saber, los objetivos de acabar con el hambre y de avanzar hacia la igualdad de género. También hemos unido fuerzas para trabajar por un mundo con energía sostenible, con trabajo digno y con un crecimiento económico que ayude a la reducción de las desigualdades”, consideró la diplomática.

En el año 2008 se reanudó la cooperación para el desarrollo entre la UE y Cuba. Desde entonces el bloque “ha comprometido más de 200 millones de euros para apoyar el desarrollo de Cuba en tres sectores prioritarios: agricultura sostenible y seguridad alimentaria, el medio ambiente y cambio climático”, dijo la diplomática.

Federica consideró también que “Cuba se encuentra en una encrucijada” luego de completar una “transición  generacional” y asumir una nueva Constitución. El país “se enfrenta a importantes retos para llevar a cabo su modernización económica en un entorno muy difícil”, agregó.