El Parlamento Europeo aprueba resolución sobre José Daniel Ferrer y los DDHH en Cuba
Cuba no está cumpliendo el Acuerdo de DDHH con la Unión Europea, aseguró la vicepresidenta del Parlamento, Dita Charanzová. No nos queda más remedio que tomar acción sin más demora, agregó
Dira charanzová en Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo ha aprobado hoy una resolución que pide la liberación inmediata del disidente cubano José Daniel Ferrer y critica directamente la situación de los Derechos Humanos en la Isla.



La resolución fue aprobada con 382 votos a favor, 243 en contra y 42 abstenciones, y además de la libertad de Ferrer reclama “que se le permita acceder a un abogado, ponerse en contacto con su familia y recibir información sobre los motivos en que se basa su detención”, informó el sitio de noticias del Parlamento Europeo.

Los eurodiputados mostraron preocupación por “la situación general de los derechos humanos en Cuba”, y las constantes denuncias de acoso contra la oposición pacífica, los periodistas independientes, y activistas de la sociedad civil.

También recordaron que Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación suscrito entre Cuba y el bloque europeo puede suspenderse en caso de “vulneraciones de los derechos humanos”, como la situación de Ferrer, que condenaron por mayoría este jueves.

 

 

La vicepresidenta del Parlamento Europeo encargada de América, reconocía hace unos días en entrevista con el diario español ABC que la situación de José Daniel Ferrer "es muy grave. No se puede detener a alguien sin que se conozcan las razones para privarle de su libertad. Y las informaciones que recibimos sobre sus condiciones en la cárcel son muy preocupantes". Además, la eurodiputada subrayó, refiriéndose al Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación suscrito entre la UE y Cuba en 2016, que "como todos los acuerdos que tiene la Unión Europea, tiene una cláusula democrática, es decir, una provisión para suspender un acuerdo en caso de violaciones de derechos humanos como último recurso. Creo –puntualiza– que debemos utilizar nuestro Acuerdo con Cuba, no solo como canal de diálogo, pero también si fuese necesario como instrumento de presión".

Versiones difundidas por medios oficialistas esta semana intentan desacreditar al coordinador de la Unión Patriótica de Cuba, al que se le acusa de haber secuestrado a un exmiembro de UNPACU y de haberle dado una paliza junto a otras tres personas. Se trataría de un delito común que el régimen habría construido con pruebas falsas (la propia esposa de la víctima confirmó hace semanas que la declaración de su marido era producto de las presiones del régimen, y que sus lesiones eran consecuencia de un accidente en motocicleta anterior). La ONG Prisoners Defenders ha elaborado un documento, recogiendo toda la información y pruebas que desmontan la falsa acusación realizada por el régimen cubano.