Venden alimentos en mal estado para evitar pérdidas económicas
El comercio estatal cubano se resiste a sus propias normas, y vende productos en mal estado, caducados o próximos a caducar. A pesar de ello, muchos cubanos los compran, atraídos por los bajos precios y la curiosidad
Productos rebajados de precio en Cienfuegos. /Foto: Cinco de Septiembre
 

Reproduce este artículo

Se acerca el fin de año y en las tiendas cubanas las autoridades comerciales se apresuran a vender a la población productos vencidos.

Los productos tienen gran aceptación entre los cubanos de a pie, no solo por el bajo costo con el que los venden sino, sobre todo, porque muchos ven en ello una oportunidad para probar alimentos que no han consumido antes por los elevados precios que tienen regularmente en estos establecimientos.

Entre esos productos se encuentra la mayonesa de la marca Hellmann’s, en sus distintas variedades como la Clásica, la de Aceite de Oliva, la Casera y la Lite.

Distribuida por Unilever, y fabricada en México, la mayonesa Hellmann’s entra a las tiendas con un costo de 5 CUC aproximadamente, y ahora se expende a diferentes precios como 1.65 CUC la de Aceite de oliva, o 1.45 CUC la Casera.

Este reportero comprobó, al abrir una mayonesa de Aceite de oliva adquirido en una unidad comercial de la cadena Panamaricana, que el producto estaba agrio y tenía un olor típico de “echado a perder”. La fecha de vencimiento en su envase es Noviembre de 2019.

 

 

Otro de los productos es la Avena, que se comercializa a 1.65 CUC y que aún cuando llegó su fecha de vencimiento, conserva su mismo precio.

Asimismo, es habitual que se vendan alimentos enlatados como el paté de pollo, de hígado o de lengua, que cuando se vencen pueden ser adquiridos por un precio de 0.50 CUC. Mucha gente los compra a pesar de los riesgos de sufrir intoxicación debido a los componentes químicos que se generan luego de la caducidad del producto.

Algunas personas han comprado paquetes de galletas, rebajados de precio, y en el momento de abrirlos han notado que el amiento se encuentra con moho.

 

 

Entre los productos más demandados se encuentran las hamburguesas y el picadillo, que al llegar su vencimiento no se retiran del mercado; porque la estrategia parece ser conservarlos en las neveras para venderlos a precios más bajos, para que la Empresa proveedora no tenga pérdidas cuantiosos.

También el Aceite de oliva— un producto no tan demandado por su elevado precio de 9 CUC la botella—, va de rebaja en rebaja, y en estos momentos en varios establecimientos se encuentra a 5.35 CUC.

Otro alimento rebajado es la Lata de Alcachofas, algo que el cubano no conoce, pero así y todo tiene la curiosidad de probar. Este producto entra a la tienda con un precio altísimo: 4.45 CUC, y en este momento lo expenden a 1.20 CUC.

Lo establecido por la Coorporación Cimex, (rectora de las tiendas Panamericanas), es que al acercarse la fecha de vencimiento de cada producto, se debe comenzar un procedimiento de rebaja de precios.

El periódico oficialista Cinco de Septiembre, sacó a la luz recientemente un artículo sobre el mecanismo que se debería seguir en el tema en cuestión.

El material señala que en varias inspecciones realizadas a puntos de venta de Cimex, se detectaron deficiencias en los procedimientos comerciales sobre productos caducados, que no contaban ni con precios, ni con las pertinentes circulares de rebaja.

Lo cierto es que en los mencionados establecimientos se siguen vendiendo productos en mal estado, que pueden ocasionar graves enfermedades estomacales o intoxicaciones alimentarias. Un mecanismo que busca evitar daños a las arcas de las empresas estatales, y que solo funciona por la escasez de alimentos en el país.