Escritora Wendy Guerra apoya a Bruguera: “Cuando alguien te ofende hiere a todas las mujeres”
La conocida escritora cubana Wendy Guerra condenó el mitin de odio organizado por la Seguridad del Estado y la detención arbitraria contra la artista Tania Bruguera y otros activistas
Tania Bruguera y Wendy Guerra. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

La poeta y novelista cubana Wendy Guerra se pronunció en contra de la represión policial en la isla y la violencia de “simpatizantes” del régimen castrista, orientados por la Seguridad del Estado contra artistas y activistas que el 10 de octubre pretendían pronunciarse a favor de la democracia en el país.

En su perfil en Instagram, la reconocida escritora envió un conmovedor mensaje dirigido a Tania Bruguera, relevante artivista y defensora de los derechos humanos en Cuba.

Wendy Guerra inició su publicación: “Querida mía, nosotras no podemos ser más distintas, tu visión de la vida, desde adolescentes, se proyectaba a meridianos y circunstancias diversas, modos diferentes de obrar y transitar nuestra existencia... todo eso es cierto. En cambio, lo que si compartimos es la necesidad de escribir, crear y sentir a través de lo que hacemos. La vida es la obra y la obra, nuestro cuerpo en el cuerpo del relato”.

Para acompañar sus palabras, posteó una imagen en la que ella y Tania Bruguera se abrazan: “Esta foto encierra todo mi respeto, ternura y cariño en tiempos confusos, oscuros, turbios y poco delicados. Cuando alguien te ofende me hiere a mí y a todas las mujeres hacedoras de Occidente”.

“No se trata de Me Too, se trata de parar la afrenta, la vejación de pegar a una mujer, de denigrar a una dama, solo, por tener una mirada ideológica distinta. Desde mi lejano estudio rodeado de libros te envío toda la fuerza y la buena energía para salir del laberinto”, refirió la escritora.


Wendy Guerra, también graduada de la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, donde fue alumna del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez; concluyó su mensaje llamando a la solidaridad internacional para Bruguera:

“Periodistas, críticos, editores y colegas, esto está ocurriendo hoy y ahora en un país occidental, el mío, cerrar los ojos no sirve de nada, ¿acaso las cubanas no somos mujeres también? ¿En nombre de qué tenemos que aguantar los golpes y las humillaciones?”

La primera novela de Guerra, Todos se van, basada en su niñez y adolescencia en Cuba, recibió numerosos galardones, entre ellos el Premio Carbet des Lycéens en Francia (2009) y fue seleccionada por el diario El País como Mejor Novela del 2006​. El cineasta colombiano Sergio Cabrera se inspiró en el libro para una película homónima del 2014.

Tania Bruguera fue objeto de un “acto de repudio” el pasado fin de semana en La Habana, cuyas imágenes desde la perspectiva del castrismo fueron difundidas el domingo.

Varias personas convocadas por la Seguridad del Estado la rodearon a ella y otros activistas pacíficos (en su mayoría mujeres) que intentaban acceder a la sede del Movimiento San Isidro. Una turba se abalanzó sobre ellos lanzándoles insultos y acosándolos hasta que la artista y sus acompañantes fueron detenidos arbitrariamente y con violencia, y metidos en una patrulla policial que se marchó del barrio de la Habana Vieja al que trataban de acceder.

“Perra”, “mercenaria”, “cochina” y “fuera de aquí” fueron algunos de los improperios lanzados contra Bruguera por unas veinte personas que después gritaron “Fidel, Fidel” (en alusión al fallecido dictador Fidel Castro), según se aprecia en un vídeo difundido poco después en las redes sociales.

“Bajanda”, para decirles que no se les reconocía el derecho a estar en el espacio público, y el denigrante y tradicional epíteto de “gusana”, con el que el régimen se refiere a sus opositores, fueron otros de los improperios contra Bruguera.


Varios artistas e intelectuales cubanos se han pronunciado en contra del abuso policial en Cuba y las turbas organizadas por la Seguridad del Estado.

La cantante y compositora cubana Haydée Milanés, señaló en su perfil oficial en Facebook junto a una fotografía de la historiadora del arte y activista, Anamely Ramos, otra de las víctimas de esa jornada: “He visto los videos y escritos que han circulado en las redes por estos días, sobre detenciones e interrogatorios a jóvenes cubanos; algunos amigos, como la artista plástica Camila Lobón [colaboradora de Bruguera] y el periodista Abraham Jiménez Enoa. De más está decir la tristeza que me da todo esto”.

“A propósito de Anamely, tengo que decir que me avergüenza mucho el trato que se le ha dado en su detención e interrogatorio, donde sale a relucir la falta de diálogo, y como consecuencia, la falta de respeto y el lenguaje machista y degradante. El saldo que deja todo esto es muy negativo”, opinó la artista.

“Las ideas no se pueden defender de esta manera; no hay justificación para un trato violento e irrespetuoso, y mucho menos cuando se trata de personas pacíficas (…), concluyó Haydée Milanés.

El gran compositor y pianista Hernán López-Nussa, pareja de la escritora Wendy Guerra, también deploró los actos de repudio que organiza el castrismo por motivos políticos e ideológicos: “¡¡Bien dicho Haydée!! Muchos, muchos pensamos igual. ¿¿¿Hasta cuándo esta improvisación??? Esta falta de ética y abuso para con el cubano residente en la Isla qué lo único que desea es futuro para sus hijos y felicidad en su hogar”.

Por su  parte, el prestigioso compositor y guitarrista cubano Pedro Luis Ferrer se pronunció en su perfil personal en Facebook: “La violencia sólo genera violencia. El abuso, la represión, el maltrato… son esencias violentas que inevitablemente provocan una respuesta similar. La cadena de acción y reacción es infinita. Fácil comenzarla; difícil detenerla”.

“Ninguna acción violenta puede ser justificada con la violencia ejercida por el prójimo. La cadena se rompe sólo si no hacemos de eslabón. El clima de violencia sólo beneficia al abusador”, subrayó Ferrer.