Enfermero cubano en estado crítico por huelga de hambre en prisión

El enfermero Pedro García Rodríguez, preso en el Combinado del Este, está ingresado en el hospital de esa institución carcelaria de La Habana por una huelga de hambre que lleva desde hace un mes
Enfermero cubano en estado crítico por huelga de hambre en prisión
 

Reproduce este artículo

El enfermero Pedro Ariel García Rodríguez, preso en el Combinado del Este, está ingresado en el hospital de esa institución carcelaria de La Habana por una huelga de hambre que lleva desde hace un mes, aproximadamente, según confirmaron otros reclusos al medio independente CubaNet.

García Rodríguez, un profesional sanitario de 36 años, se manifiesta de esta manera contra su arresto arbitrario y los malos tratos sufridos en el penal. Laboraba en el Instituto Nacional de Oncología y Radiología (INOR), pero fue obligado a dejar su puesto por expresar en Facebook críticas contra el régimen y todas las “injusticias que se cometen en el país”.

Pedro Ariel García, técnico en enfermería y estudiante de 5º año de la licenciatura, dijo a finales de mayo del 2020 en una transmisión en vivo en esa red social, que su despido fue forzado, en contra de su voluntad, y tramitado bajo amenaza y represión por parte de la Seguridad del Estado y la directiva del centro médico. Lo expulsaron “por ejercer mi derecho de libre expresión y de pensamiento”, destacó entonces.

Según dijo a CubaNet el prisionero de conciencia Luis Robles, el enfermero fue encarcelado a principios de diciembre del 2020 y “actualmente se encontraría en estado crítico”, reporta el medio citado.

García Rodríguez habría iniciado la huelga tras recibir golpes y torturas (lo colgaron “en carretilla”, por manos y pies) y lo confinaron en una celda de castigo durante 15 días, declaró Robles.

 

Despido del enfermero por expresarse en libertad

El sábado 9 de mayo del 2020, el joven fue citado a una entrevista extraoficial con el Dr. Erasmo Gómez, vicedirector del INOR, a instancias de la policía política, cuyos agentes llevaron un expediente sobre él para analizar su actividad en Facebook.

En un video antes de ser encarcelado, García Rodríguez dijo que en la reunión no se permitieron teléfonos celulares “porque ellos tienen miedo de que sean grabados cuando cometen sus actos de injusticia”.

“(…) quiero decir que en mi perfil expreso mi descontento e inconformidad con los males, la injusticia, el atropello, hacia los que someten al pueblo cubano, especialmente con los que piensan diferente”, dijo García entonces.

Detalló que el Dr. Gómez le exigió en un ultimátum que borrara todas sus publicaciones de Facebook en dos días. Le dijo que obligatoriamente debía comenzar a publicar información a favor de la “revolución” y lo agradecido que él estaba con ese proceso.

“Me dijo que lo que yo publicaba era contrarrevolución, y un enfermero con mis pensamientos no tenía derecho a trabajar en ninguna institución del país”, aseguró García.

El martes 19 de mayo del 2020 el enfermero fue notificado de que “por mi conducta, mi caso tenía que ser analizado en comité de ética médica, que pensara bien las cosas, que podía afectar a mi esposa, y que lo mejor era que yo pidiera la baja, lo cual hice automáticamente, en contra de mi voluntad”.

“Quiero que esto se sepa, que en Cuba dejaron a un enfermero en la calle, sin salario, sin comida, sin cómo ganarse la vida, haciendo no sé qué cosa para poder alimentar a los suyos”, denunció Pedro Ariel García Rodríguez en mayo del 2020. Para finales de años, ya estaba preso.