Embajada cubana en Washington lució naturaleza represiva de su régimen

Gracias a la acción de decenas de exiliados y activistas cubanos, la emblemática edificación perdió su tapadera diplomática para verse como lo que realmente es: una sede en tierra de libertades de una isla cárcel
Esteban Rodríguez y Thais Mailén, dos de los detenidos en Obispo
 

Reproduce este artículo

La Embajada cubana en Washington DC lució en la noche de este sábado la verdadera naturaleza del régimen al que representa: uno dictatorial y represivo en el que pensar distinto y manifestarte conlleva cárcel y otras vejaciones.

Por varios minutos, gracias a la acción de decenas de exiliados y activistas cubanos que se manifestaron en la capital estadounidense contra la dictadura más longeva del hemisferio occidental, la emblemática edificación perdió su tapadera diplomática y sus maromas retóricas de supuesto respeto a principios del derecho y las relaciones internacionales para dejarse ver como lo que realmente es: una sede en tierra de libertades de una isla cárcel.

En tal sentido, su fachada sirvió para mostrar los rostros de varios de los cerca de 150 presos políticos cubanos, algunos de ellos, como el colaborador de ADN Cuba Esteban Rodríguez, detenidos el pasado 30 de abril en la manifestación pacífica de la céntrica calle habanera Obispo.

Además de proyectar las imágenes, los exiliados colocaron “velas por la libertad de Cuba” en las inmediaciones de la representación diplomática y alzaron sus voces reclamando una “¡Cuba libre sin comunismo”, “¡Abajo la dictadura!” y “¡Derechos para todos!”.

Previamente habían protestado en el Meridian Hill Park por las injusticias cometidas por el régimen de los Castro. Con banderas cubanas, carteles con mensajes por el respeto de los derechos humanos e imágenes de los detenidos arbitrariamente en el país por sus ideas políticas, los cubanos protagonizaron una jornada de protesta que ratifica, como muchas otras, que no quieren un sistema político excluyente y totalitario, ajeno a los más elementales derechos y libertades ciudadanas.

En videos transmitidos en vivo por las redes sociales de ADN Cuba se aprecia cómo varios artistas pintaron sobre telas los rostros de algunos presos políticos y detenidos en Obispo.

Las manifestantes también reclamaron por la libertad inmediata del rapero contestatario Maykel “Osorbo” Castillo, uno de los protagonistas del popular tema en contra de la dictadura “Patria y Vida”, canción que se convirtió en la banda sonora de esta manifestación en Washington y cuyo video clip también fue proyectado sobre la fachada de la Embajada del régimen.

De acuerdo con el testimonio de algunos participantes, personal del recinto intentó opacar la proyección del video y de las imágenes de los presos políticos encendiendo las luces de las habitaciones del inmueble. Sin embargo, su afán fue infructuoso.

En DC se escuchó y vio la verdad de cubanos que anhelan libertad y democracia para su país, y no la de representantes de un régimen que permanentemente intenta legitimarse ante el mundo, pero sin ceder en lo más mínimo su poder totalitario y sin respetar la dignidad e integridad de su ciudadanía, tanto en la isla como fuera de ella.