El periodista independiente Roberto Quiñones, amenazado por escribir desde la cárcel
Según declaraciones de su hijo, residente en Estados Unidos, a Quiñones Haces lo sacaron esposado de un encuentro en la cárcel con el padre de la Iglesia Católica de Guantánamo.
El periodista independiente Roberto Quiñones, amenazado por escribir desde la cárcel

El abogado y periodista independiente, Roberto Jesús Quiñones Haces, condenado a un año de cárcel por presunto desacato, ha sido amenazado por las autoridades del penal donde se encuentra recluido, en Guantánamo, denuncia Cubanet.

Quiñones fue amenazado y extorsionado por los artículos y cartas que ha escrito desde la cárcel, denunció su hijo, Roberto José Quiñones, al medio independiente.

“Después de una comunicación vía telefónica con mi familia en Cuba, me contaron que han amenazado a mi papá en la prisión donde se encuentra recluido por los artículos y cartas que ha enviado a CubaNet.

“Le han dicho que deje de hacerlo o le impondrán una medida disciplinaria, o como le llamen ellos”, que según Roberto José podría repercutir, en el peor de los casos, en una extensión de la condena.

Según las declaraciones de su hijo, residente en Estados Unidos, a Quiñones Haces lo sacaron esposado del encuentro que estaba teniendo en la cárcel con el padre de la Iglesia Católica de Guantánamo, durante una visita del sacerdote a los reclusos.

“En un encuentro posterior con el sacerdote, mi padre le reveló las amenazas de las que había sido víctima por los textos que escribe desde la cárcel”.

Quiñones, de 61 años, fue arrestado el 22 de abril cuando se disponía a cubrir el juicio contra una pareja de religiosos procesados por querer educar a sus hijos en su hogar. Luego fue liberado, pero acusado y procesado por presuntos delitos de “resistencia y desobediencia”.

El reportero fue condenado a un año de prisión, sustituido por un año de trabajo correccional con internamiento, pero al negarse a ingresar voluntariamente en el campamento de trabajo correccional, fue capturado en su casa el pasado 11 de septiembre por la policía cubana y trasladado hacia la prisión provincial de Guantánamo para cumplir su sentencia tras las rejas.

Quiñones fue incluido en la lista de One Free Press Coalition, como uno de los 10 casos más urgentes de injusticia contra periodistas en todo el mundo.