Marco Rubio pide restablecer programa de refugio para médicos cubanos

El senador cubanoamericano Marco Rubio dijo este lunes que después de las sanciones a Raúl Castro y su familia, todas las opciones "están abiertas" contra el régimen de La Habana, y reiteró que la "Administración (de Donald Trump) ha demostrado que está comprometida al 100% con poner presión sobre Nicaragua, Cuba y Venezuela".

El político republicano fue interpelado por la prensa acerca de esa y otras cuestiones a la entrada del Hotel Biltmore de Coral Gables, donde se celebra la 75 Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en la que es uno de los oradores de este lunes, reportó EFE.

Rubio aseveró que ese compromiso está firme y se va a mantener.

También fue preguntado por los esfuerzos para restablecer el programa de refugio para los médicos cubanos que decidían abandonar las "misiones" de La Habana en otros países, conocido como "parole".

Recordó que el "parole" fue eliminado durante la Presidencia del demócrata Barack Obama (2009-2017), "algo que le pidió el Gobierno de Cuba", añadió. Confía en que sus gestiones para que se restablezca den resultado.

Rubio ha pedido a la Casa Blanca que lo reactive porque La Habana "está vendiendo a esos médicos como ayuda al extranjero injustamente".

La semana pasada, el Gobierno de EEUU le negó la visa al ministro cubano de Salud Pública, José Ángel Portal, y a la delegación que debía acompañarlo a una reunión de alto nivel de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La medida fue tomada en plena campaña para denunciar la explotación de los médicos cubanos cuyos servicios son vendidos en el exterior, que Washington considera "tráfico humano" y que reportó a La Habana en 2018 ingresos de 6.400 millones de dólares.

Sobre Venezuela y en referencia a los nuevos acuerdos suscritos por el régimen con Vladímir Putin, el republicano dijo que "Rusia no tiene capacidad para salvar" a Nicolás Maduro.

El senador, al que se le atribuye gran influencia en las políticas del Gobierno de Trump hacia Latinoamérica, subrayó que el objetivo principal en el caso de Venezuela es que el país vaya hacia unas elecciones "libres y democráticas", "lo que no es posible con Maduro en el poder".

Venezuela afronta una crisis política y social que se acentuó después de que en enero el líder del Parlamento, Juan Guaidó, se declaró mandatario interino y logró el respaldo de buena parte de los países del continente americano, con EEUU a la cabeza, y una veintena de naciones europeas.