Cortan transmisiones en vivo a periodista de ADN, Héctor Valdés

El régimen sigue cortando las transmisiones en vivo del colaborador de ADN Cuba, Héctor Valdés Cocho
El régimen sigue cortando las transmisiones en vivo del colaborador de ADN Cuba, Héctor Valdés Cocho
 

Reproduce este artículo

Este lunes, el periodista independiente, Héctor Valdés Cocho sufrió un nuevo corte de internet en medio de una transmisión en vivo para ADN Cuba.

Cuando el reportero se disponía a analizar las noticias de la jornada y llevaba solo dos minutos hablando, se cayó la conexión.

En el momento en que informaba sobre el estado de salud de su colega y amigo, Esteban Rodríguez, positivo a la COVID-19, se interrumpió la transmisión.

Valdés Cocho declaró a este medio que dicha medida represiva se la aplican con regularidad desde el secuestro del artivista Luis Manuel Otero Alcántara en el hospital Calixto García, el 2 de mayo anterior.

"Cada vez que voy a transmitir en vivo por ADN Cuba pasados los dos o tres minutos me cortan el servicio", explicó.

Además, esta acción violatoria de derechos humanos se extiende a su barrio de Nuevo Vedado, La Habana, donde vive, y amigos de visita.

"Parece que ellos tienen algún aparato puesto en los alrededores de mi casa y tumban (el internet) al momento en que comienzo el video en vivo", añadió el colaborador de ADN Cuba.

Los cortes de internet son una técnica cada vez más común empleada por el régimen cubano para censurar a activistas y periodistas independientes.

En 2020, Access Now y la coalición Keep It On documentaron al menos 155 apagones de internet en 29 países, entre ellos Cuba.

Los regímenes autoritarios los ejecutan para silenciar protestas, influir en las elecciones, censurar casos de abuso policial y negociar, indica el informe, basado en los datos de apagones de internet recopilados por la coalición Keep It On, un grupo de 243 organizaciones de 105 países.

En la región de América Latina sólo aparecen Cuba, Venezuela y Ecuador entre los países que cortaron el acceso a la red de redes.

La organización reconoció que "Cuba tiene una larga historia de censura, con restricciones a la libertad de prensa, vigilancia, y control estricto de la infraestructura de Internet".

Además, resaltó entonces que los servicios de este tipo son ofrecidos únicamente por el monopolio estatal ETECSA, que tiene a la vez el control absoluto de la telefonía fija y digital.

Según documentó Yucabyte, del 11 al 18 de junio decenas de activistas sufrieron cortes de internet para evitar su participación eventos virtuales de la sociedad civil, como una conferencia de prensa del Consejo para la Transición Democrática en Cuba.