Continúa cerco del régimen a colaboradores de ADN Cuba

Luego de varios días sitiados por agentes de la Policía y la Seguridad del Estado, varios colaboradores de ADN Cuba confirmaron este lunes 19 de abril que continúan cercados por el régimen, y no les permiten salir de sus hogares
Continúa cerco del régimen a colaboradores de ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Luego de varios días sitiados por agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y la Seguridad del Estado, varios colaboradores de ADN Cuba confirmaron este lunes 19 de abril que continúan cercados por el régimen, y no les permiten salir de sus hogares.

En la arbitraria situación, que incluye cortes totales y parciales de internet, se encuentran los activistas y reporteros ciudadanos Héctor Luis Valdés Cocho y Esteban Rodríguez; el escritor Francisco Correa y su esposa Yunia Figueredo, ambos colaboradores de este medio; el escritor, periodista independiente y líder musulmán Abu Duyanah; así como el científico y activista Oscar Casanella, quien escribe artículos de opinión en ADN Cuba.

“Terminó ya la farsa del congreso [comunista] y continúa la vigilancia por parte de la seguridad y la policía. Más de 72 horas de hostigamiento...”, denunció Rodríguez.

El conductor del espacio de directas “El barrio habla”, hace alusión a que los agentes les dijeron que los mantendrían en el arbitrario arresto domiciliar hasta que concluyera el cónclave del gobernante, y único permitido, Partido Comunista, cuya sesión final se efectuó en la mañana de este lunes.

Duyanah también denunció que continúa el cerco: “Los esbirros de la Seguridad del Estado siguen fuera de mi casa. Y continúo sin acceso a internet”. Algo similar ocurre con Héctor Luis Valdés, quien refirió estar en su “cuarto día de vigilancia” por parte de la policía.

En la madrugada de este lunes, Casanella publicó en Facebook: “Sigo sitiado con un operativo permanente (24 horas) de la policía política en casa de mi madre en calle San Juan Bautista # 78 entre 35 y 37, Nuevo Vedado, Plaza La Habana, desde el jueves 15 de abril de 2021 (van a ser 5 días preso dentro de casa)”.

“En adición durante estos días nos han cortado a mi esposa y a mí no solo el servicio de datos móviles sino todos los servicios telefónicos”, añadió. Según Casanella, en la casa “donde están los represores políticos” apostados, vive “un empresario español que al parecer no siente empatía por el pueblo cubano ni le importa que repriman por motivos políticos a un ciudadano”.

Agentes apostados cerca de viviendas de colaboradores de ADN Cuba, en distintos puntos de La Habana


En la tarde de este lunes, sobre las 4:30 p.m., el científico pudo filmar y publicar en Facebook unos minutos en los que mostró a los agentes de la Seguridad que continúan vigilándolo e impidiendo su salida.

La publicación independiente YUCABYTE, reportó que “entre 14 al 19 de abril fue bloqueado el acceso a datos móviles y servicios telefónicos de al menos 21 ciudadanos, entre artistas, periodistas independientes y activistas políticos. A ello deben sumársele detenciones arbitraciones, sistemas de vigilancia y prisión domiciliaria que han sido denunciados por organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch”.

 

Congreso comunista y represión al periodismo

Desde mediados de la semana anterior, la PNR y la Seguridad del Estado acosan y cercan a varios colaboradores de ADN Cuba, situación represiva que, según dijeron, se extendería hasta que termine el Congreso del Partido Comunista.

El reportero independiente Héctor Luis Valdés Cocho, dijo a esta publicación el jueves que los oficiales que lo sitiaron le respondieron que “el estado de vigilancia va a durar lo que dure el congreso”.

Algo similar ocurre contra el activista Esteban Rodríguez, quien denunció desde el miércoles que se encuentra cercado por la policía del régimen, pero que tal arbitrariedad no lo detendrá porque su vivienda “no es calabozo”.

“Según ellos se acabó la calle para mí, dicen que si salgo a las calles me detendrán”, denunció Rodríguez, colaborador de ADN Cuba. Al reportero ciudadano también le dijeron “claramente” que esta vigilancia duraría al menos hasta cierre el cónclave del PCC, en la mañana de este lunes, pero no se la han levantado.

El abogado José Miguel Vivanco, director para las Américas de la organización Human Rights Watch, denunció el cerco del régimen castrista. “(…) varios policías y agentes de inteligencia están vigilando la casa del periodista Héctor Luis Valdés. Le prohíben salir y le habrían dicho que se quedarán hasta que termine el Congreso del Partido Comunista”, escribió en Twitter.

“Mi total repudio ante esta violación de DDHH [derechos humanos]”, expresó Vivanco la semana anterior.