Oscar Casanella denuncia que empresario español colabora con represores

El científico y activista Oscar Casanella denuncia que empresario español colabora con encargados de reprimirlo
El científico y activista Oscar Casanella denuncia que empresario español colabora con encargados de reprimirlo
 

Reproduce este artículo

El científico y activista Oscar Casanella denunció este domingo que un empresario español colabora con los agentes de la Seguridad del Estado encargados de reprimirlo.

"Quien vive en esa casa blanca donde están los represores políticos es un empresario español que al parecer no siente empatía por el pueblo cubano ni le importa que repriman por motivos políticos a un ciudadano", explicó en su Facebook.

Casanella se encuentra sitiado, en el contexto del VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), desde el pasado 15 de abril.

También le interrumpieron el servicio de datos y telefonía móviles a su esposa y a él.

"Creo que en esta misma situación están todos los acuartelados de San Isidro, varios activistas de 27N y varios periodistas independientes. ¿Hasta cuándo van a seguir ocurriendo estas reclusiones domiciliarias ilegales? El 8vo Congreso del PCC viene acompañado de gran represión política", concluyó el científico.

 

 

Clandestina, otra marca que colabora con represores en Cuba

En diciembre de 2020 trascendió que la tienda Clandestina, ubicada en La Habana, también colaboraba con los represores del colaborador de ADN Cuba, Esteban Rodríguez.

El periodista e investigador cubano, José Raúl Gallego, criticó fuertemente en redes sociales la postura de este negocio privado. Aprovechó una publicación en Facebook de la marca para cuestionarle de qué lado estaba, si con el represor o con los reprimidos de la isla.

"Hace unos meses cuando Zara les copió un diseño le dijeron: "Zarita, tienes que parar". Luego, cuando les cerraron una tienda virtual le dijeron a Marco Rubio: "Tienes que parar". En la Tángana del Parque Trillo algunas personas se aparecieron con pulóvers que decían "Actually, I'm in el Trillo" y no escuché reclamos", comienza el comentario del académico.

Asimismo les explicó que frente a la tienda había una patrulla policial encargada de reprimir a Rodríguez y por lo anterior no se pronuncian.

"No solo no le han dicho al MININT o a Díaz-Canel que tienen que parar, sino que además prestan su tienda para cargarle los móviles a los represores. Entonces Clandestina ¿ese es el país que quieren? ¿Ese es en el que sienten que sus negocios pueden florecer sin competencia? ¿Colaboran con el represor pero no con el reprimido? Dedíquenle unos minutos a pensar como eso repercute sobre su marca, en caso de que eso sea lo único que les importa. Recuerden: el estado de cosas actual no va a ser eterno", concluyó.