Prisionera política Aymara Nieto está en huelga de hambre

La Dama de Blanco Aymara Nieto Muñoz está en huelga de hambre en prisión, denunció la líder de la organización, Berta Soler
La Dama de Blanco Aymara Nieto Muñoz
 

Reproduce este artículo

La Dama de Blanco, Aymara Nieto Muñoz se encuentra 'plantada' (huelga de hambre) en prisión, denunció este 17 de agosto la líder de la organización, Berta Soler.

De acuerdo con una publicación de Soler en Facebook, la activista cubana está en huelga de hambre desde el 12 de agosto, por lo que este miércoles cumpliría su sexto día de protesta.

"Cumple prisión por segunda vez solo por promover y defender la Declaración de los Derechos Humanos. Aymara está presa por capricho de la Seguridad del Estado desde el 2018. El régimen cubano se ha ensañado con Nieto Muñoz. Libertad ya", escribió.

Según la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), la mujer dijo a su esposo, Ismael Boris Reñí en una llamada telefónica, que ya está cansada, que no aguanta más. "A mí hay que llevarme para La Habana o me sacan muerta de aquí. Que la patrulla que hay delante de mi casa venga a buscarme para allá para La Habana. Aymara Nieto Muñoz está plantada".

La opositora cumplió tres años como prisionera política el pasado 6 de mayo, recluida en la Prisión de Mujeres de Manatí, Las Tunas, a más de 600 kilómetros de su vivienda en La Habana.

Esta información fue confirmada en redes sociales por el esposo de la activista.

 

 

De acuerdo con los documentos de la ONG Prisoners Defenders, esta Dama de Blanco y miembro de la Unpacu, fue condenada a cuatro años de cárcel por los supuestos delitos de 'atentado' y 'daño a la propiedad'.

Ella y su esposo participaron en la protesta ante el Papa Francisco en la Plaza de la Revolución de La Habana en 2015.

El 12 de julio de 2016, fueron llevados a prisión por un año por un supuesto 'desorden público'. Fue liberada el 11 de julio de 2017.

Continuó con su activismo y el 6 de mayo de 2018, al salir de su vivienda, fue detenida junto a otras dos Damas de Blanco. Además, permanece en una prisión lejos de su casa en la capital.

Los familiares de la presa política se han dirigido a la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones del Ministerio del Interior (MININT), pero sin éxito.

La opositora tiene medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

 

 

En marzo de 2021, ADN Cuba publicó un reportaje sobre otro récord vergonzoso del régimen cubano: ocho mujeres permanecen presas por motivos políticos.

Según el informe de PD, se trata de Maité Hernández Guerra, Melkis Faure Hecheverría, Aymara Nieto Muñoz, Alina López Miyares, Martha Beatriz Roque Cabello, Rosario Morales La Rosa y Marta Sánchez González, esta última excarcelada a finales de 2020 con libertad condicional, bajo amenazas.

También se incluye a la activista de la UNPACU, Keilylli de la Mora, quien fue liberada en marzo luego de diez meses en la prisión Sabana Miguel de Cienfuegos. Sin embargo, declaró que se encuentra bajo libertad condicional.

En los últimos meses esa cifra se ha incrementado con la periodista independiente Mary Karla Ares, bajo medida cautelar de reclusión domiciliaria; y la activista Thais Mailen Franco, presa en El Guatao.