Aumenta persecución a colaborador de ADN Cuba Yoel Acosta en Baracoa

"Trabajo de común acuerdo con las personas que quieren denunciar su mala situación de vivienda, alimentación, precariedad. Les doy voz porque el gobierno los tiene escondidos"
Yoel Acosta Gámez, activista y reportero colaborador de ADN Cuba.
 

Reproduce este artículo

El activista de derechos humanos y reportero independiente Yoel Acosta Gámez denunció este jueves que fuerzas policiales de Cuba aumentaron la “represión y hostigamiento” contra él, por colaborar con ADN Cuba informando sobre la pobreza en el municipio Baracoa, provincia de Guantánamo.

A inicios de esta semana expuso el acoso a que está siendo sometido por representantes de “la dictadura comunista” en su municipio. Según Acosta, es un objetivo de las autoridades “solo por ejercer mi labor como reportero y visibilizar los casos de pobreza, miseria y sumisión en que vive la mayoría del pueblo de Baracoa”, dijo este jueves tras recibir una nueva citación policial.

Rafael Nicle Bartelemí, un primer teniente de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), le entregó la citación para que se presentara en la oficina del Jefe de Sector, con el objetivo de ser “entrevistado”.

“Yo no sé de qué entrevista me están hablando, no sé para qué me citan nuevamente estos esbirros de la tiranía, sé que no es para nada bueno”, dijo el periodista en un video.


Acosta Gámez hizo “responsable al régimen comunista, voy a hacer responsable otra vez a la dictadura castrista, de lo que pueda pasar conmigo, de mi integridad física como persona y como periodista independiente. Solo hago mi labor de común acuerdo con aquellas personas que quieren denunciar su mala situación de vivienda, de alimentación y precariedad, que se escuchen sus voces. Yo les doy voz porque el gobierno los tiene totalmente escondidos, aislados, y no quiere que este tipo de cosas se sepan”.

El pasado 30 de marzo de 2022 el activista y reportero fue amenazado con prisión si continuaba colaborando con ADN Cuba. Su esposa y su hermano también fueron interrogados.

A su hermano, Jorge Luis Acosta Gámez, de 42 años, lo interceptaron en una localidad del municipio Baracoa dos oficiales del Departamento de la Seguridad del Estado.

“Lo pararon y le enseñaron su identificación. Le preguntaron dónde yo estaba, si me había visto y mi hermano le dijo que tenía dos días sin verme, cosa esta que es real. Luego fue citado verbalmente para la unidad de policía conocida como La Punta, en Baracoa”, declaró Yoel a ADN Cuba.

“Quiero denunciar la situación que estamos atravesando. Hacemos responsable al régimen de lo que pueda suceder con mi hermano, de su integridad física. A pesar de la represión a mi alrededor, me da más fuerza para seguir luchando. Voy a seguir ejerciendo el periodismo independiente”, añadió entonces.

Las autoridades le hicieron una carta de advertencia a su hermano, porque supuestamente no tiene vínculo laboral. También citaron a su compañero de trabajo Alejandro Jiménez Blanco.

Acosta fue interrogado por cuatro agentes de la Seguridad del Estado, y le realizaron una prueba caligráfica tras la aparición de carteles antigubernamentales en la ciudad. “Me dijeron que iría preso si seguía con mis reportajes de ADN Cuba. También me preguntaron que quién me paga y yo les dije que nadie, solo personas me ayudaban para que yo no me muriera de hambre como ellos querían”.